El artista y director de cine emprende un proyecto ambicioso

Martín Sastre lanza LALA, una plataforma esencial para los artistas

“En el cono Sur ser artista tiene un prestigio, pero no hay estructuras estatales que permitan el desarrollo de los mismos. El arte contemporáneo se subsidia mucho, en nuestros países, con concursos, una forma de no hacerte cargo, pero, ¿qué pasa con los que no ganan?, ¿que se dediquen a otra cosa?”, cuenta en exclusiva a EscribiendoCine.

Martín Sastre lanza LALA, una plataforma esencial para los artistas
Martín Sastre
Martín Sastre
lunes 12 de abril de 2021

Con el arte en la sangre, Martín Sastre, realizador de Miss Tacuarembó y Nasha Natasha, lanzará este jueves LALA una plataforma que permitirá el acompañamiento de artistas de todo el mundo para que puedan continuar con su trabajo de una manera más tranquila. En medio del lanzamiento Sastre se enteró del plagio de un trabajo suyo por una multinacional, lo que evidencia aún más la precarización del trabajo y los padecimientos de los artistas.

Pareciera algo ex profeso, pero justo te enterás del plagio que Lancome hizo sobre tu trabajo con Natalia Oreiro en la semana en donde LALA se lanza…
Muchas veces está la idea que la obra final es el trabajo del artista, pero hay mucho tiempo de trabajo. Cuando uno hace un video o una película, por ejemplo, toma millones de decisiones y si lo plagian están parasitando su trabajo. Con LALA queremos que se entienda que el trabajo del artista es todo el proceso creativo, es ir a trabajar para nosotros.

¿Cómo surge la idea de LALA?
Hace unos años abrí una plataforma para profesionales del audiovisual, la primera experiencia fue con la Fundación Martín Sastre que hicimos una campaña que se llamaba “Adopte a un artista latinoamericano”, luego el casting que hicimos para encontrar a la niña, en Uruguay, que interpretara a Natalia Oreiro joven en Miss Tacuarembó, que se anotaron miles y también impactó esto en que luego la película se mantuvo por semanas con entradas agotadas, porque todos querían ver a la niña que había quedado. En la primera experiencia de LALA, si bien funcionaba, estaba basada en un sistema arcaico, el problema central es que el trabajo de un artista no tiene valor, donde los galeristas, además, se quedan con el 50 por ciento del valor de las obras, y si no se vende, no tenés nada, generando una precarización histórica Si por ejemplo hacés una película exitosa en nuestros países, podés seguir, ¿pero  y si no?, hipotecaste tu casa, te complicás económicamente y no podés dedicarte realmente a tu trabajo creativo.

Algo que será reconocido en LALA…
Claro, con una moneda digital respaldada en el trabajo creativo de la gente, los ángeles son suscriptores, no es un crowfunding, sino que se suscriben al trabajo creativo, permitiendo experimentar el arte desde otro lugar. Más en este lockdown, donde no podés ir a museos o galerías del arte.

Y el cierre total además evidenció la falta de apoyo y que los artistas tengan que dedicarse a otra cosa…
El proceso creativo es nuestro trabajo, y estamos regalándoles a las redes todo, donde ellos capitalizan eso. En LALA proponemos que durante por ejemplo el proceso de escritura de un guion puedas estar tranquilo y monetizar tu tiempo de trabajo.

¿Por qué elegiste el 15 de abril para lanzarla?
Porque es el día mundial del arte, coincidiendo con el nacimiento de Leonardo Da Vinci, un genio muy reconocido en su tiempo pero que también vivió la precarización y debió él mismo poner dinero para pagarles a los que lo acompañaban en su taller. La Mona Lisa la pudimos conocer porque el que se la encargó nunca se la pagó, por eso iba a todos lados con ella, ya la había pintado y no la quería tirar.

Proponés que ese día los artistas no suban nada de contenido…
Sí, si te fijás en tus redes a cuántos creativos de diferentes ramas seguís, son muchísimos, por eso queremos que el día del arte sea sin artistas para visibilizar que estamos trabajando gratis para el resto del mundo, hay una necesidad de contenido creativo que existe pero que nadie nos paga nada.

¿Expectativas con LALA en Latinoamérica donde la precarización es evidente?
En el cono Sur ser artista tiene un prestigio, pero no hay estructuras estatales que permitan el desarrollo de los mismos. El arte contemporáneo se subsidia mucho, en nuestros países, con concursos, una forma de no hacerte cargo, pero, ¿qué pasa con los que no ganan?, ¿que se dediquen a otra cosa?, creo que aquí serán los primeros en sumarse, pero sé que, en otros lugares, como Francia, la situación hoy es la misma. Creo que LALA es un buen instrumento para dedicarte a lo que quieras creativamente, dedicarte a tu obra sabiendo que recibirás un pago por el proceso. Si sos un ángel, además, podrás obtener recompensas, cuanto más LALAS tengas, la moneda que circulará, con un valor de 0.36 Euros, te dará más posibilidades de tener más experiencias. Mi expectativa es que más gente se vea beneficiada, no sólo los artistas, sino la gente que está en su casa, que podrá acercarse desde otro lugar al arte.

Lo más interesante es que vos sos artista y sabés de qué va todo…
Sí, eso me lo dijeron en una reunión de emprendedores hablando de LALA, donde uno me dijo que me apure para que no me roben la idea, y otro dijo, no la pueden robar porque está él.

Te puede interesar
Últimas noticias