Pepe Vargas: “Nosotros no tenemos nada que ver con Hollywood”

Siete films argentinos en el 37 Festival de Cine Latino de Chicago

Entrevista exclusiva con Pepe Vargas, director y fundador del Festival de Cine Latino de Chicago, que hoy comienza su 37° edición online y con buena participación de films argentinos.

Siete films argentinos en el 37 Festival de Cine Latino de Chicago
Pepe Vargas
Pepe Vargas
jueves 08 de abril de 2021

En la inigualable urbe llamada "La ciudad del viento" se realizará entre el 8 y el 18 de abril, la edición número 37 del Festival de Cine Latino de Chicago. Es el evento audiovisual más antiguo y tradicional del Cine Latinoamericano (y por extensión Iberoamericano, dado que se incluyen obras de España y Portugal) dentro de los Estados Unidos. El mismo está dirigido por su fundador el colombiano Pepe Vargas y está organizado por el International Latino Cultural Center. Nuestro país va a estar representado con cuatro largometrajes y tres cortos. Los largos: Ciegos de  Fernando Zuber, De la noche a la mañana de Manuel Ferrari, la aún inédita en nuestro país, Ojos de arena de Alejandra Marino y no podía faltar el único y último tanque nacional que se estrenó antes de la pandemia, El robo del siglo de Ariel Winograd. Y los cortometrajes son: El mago Georges de Katalin Egely, Eso que pasa mientras esperamos que otra cosa pase de Eugenia Gonzalia y La vida es corta de Florencia Bastida. Habrá también films de México, Brasil, Uruguay, Perú, Venezuela, Cuba, Chile, Ecuador, Colombia, Bolivia, España, Portugal, Estados Unidos y de casi todo Centro América. Lo destacable es que hay películas que están habladas, además del castellano y portugués, en nahuatl, quechua  y creole. Desde EscribiendoCine mantuvimos una charla Pepe Vargas, quien creó este Festival en el año 1985, y que además se graduó como abogado en la Universidad Nacional de Buenos Aires ese mismo año.

Ya la edición anterior, la 36° en septiembre del año pasado, tuvieron que realizarla de modo online. ¿Qué sentís al tener que repetir esa modalidad este año?
En general ha sido muy divertido, muy diferente a todos los festivales anteriores, y es lógico. Y ese encuentro humano, el apretón de manos, el abrazo, hasta quizás pisarse uno los pies, aplaudir colectivamente. Bueno eso ya no existe por ahora y es algo que se extraña y es difícil de pensar que podamos existir sin esto, ¿no? La idea de ir al cine, en esa reunión colectiva, cruzarse con amigos, saludarse y en caso de tener a los directores, poder verse con ellos, hacerles preguntas, eso por ahora se perdió. La alternativa de hacerlo online pues tampoco está mal, no siempre se puede hacer como uno quiere y hay que hacerlo con lo que tenemos, hay que seguir adelante.

Con la cuestión de la pandemia que obliga a realizar estos encuentros de manera virtual, ¿ustedes han tenido más ofrecimiento de películas o se redujo mucho?
Oh, no. La cantidad que recibimos fue espectacular. Más de 250 largos nos enviaron, y finalmente decidimos programar 45, que es un buen número. Y de cortos recibimos unos 400 y quedaron para emitir 38. Muchas de esas películas se terminaron de hacer en marzo de 2020 y se editaron durante el COVID 19. Y algunas se han hecho directamente el año pasado en medio de la Pandemia.

No va a haber ninguna actividad presencial, pero ¿van a tener algún encuentro online por zoom, por ejemplo?
No de ninguna manera. Sí hemos estado grabando a los directores quienes van a estar presentando cada uno su film y por ahí también contestando alguna pregunta, pero todo eso ya ha sido grabado con antelación. Y lógicamente, tampoco le damos acceso al público para que haga preguntas. Vamos a tener solamente dos conexiones y presencias en vivo por streaming, una desde Nueva York y la otra desde San Francisco. Las proyecciones que se hacían en los parques también se han suspendido, al menos hasta el mes de julio.

Le harán un homenaje especial a una diva latina viviente, la gran puertorriqueña Rita Moreno. ¿En qué consiste este tributo?
Obviamente ella no va a estar presente en Chicago. Rita Moreno va a mandarnos un mensaje grabado y además de las emisiones online, vamos a exhibir en un Autocine, el documental sobre su vida: Rita Moreno: Just a Girl Who Decided to Go for It (“Rita Moreno: Solo una chica que decidió hacerlo”) dirigido por su compatriota Mariem Pérez Riera. Y te recuerdo que hace exactamente veinte años, el 8 de marzo de 2001, honramos a Rita con el premio Gloria Lifetime Achievement Award por sus contribuciones a las artes. Luego ella nos deleitó con una maravillosa noche de música en el Black Orchid Classic Nightclub en Pipers Alley. Fue una velada gloriosa y mágica. Ella a pesar de estar por cumplir 90 años, es una niña, está muy bien. Estuvo hace un par de años aquí en Chicago y ella se mueve como una quinceañera. (Risas)

¿Cómo está hoy la presencia y la injerencia de lo latino en Chicago en relación a lo cultural, especialmente con el cine y la música?
En general ha estado bien la presencia cultural, ya fuera en otoño o en verano. Incluso el último invierno, que afortunadamente ha sido muy suave y ha permitido realizar una gran cantidad de eventos. Claro que lamentablemente se han hecho online. Sí ha habido mucha música, teatro, shows de comedia. Cine muy poco, salvo lo que nosotros estamos haciendo. Hay otras organizaciones pero no son con el cine latino. Cine extranjero relativamente poco. Y el de Hollywood, claro,  en todas estas plataformas y que nosotros no tenemos nada que ver con ellos. Digamos que la actividad cultural sigue y es muy intensa. Y la oferta es gigantesca en comparación del poder del consumidor. Hay mucho para ver y las oportunidades de algo bueno son muy escasas.

¿En qué situación se encuentra aquel viejo proyecto de edificar un Centro Cultural Internacional y Latino?
El proyecto de construir el Centro pues lamentablemente lo tuvimos que dejar un poco de lado. Porque, digamos, a partir de la administración de (Barak) Obama, la crisis financiera cambió absolutamente todo el panorama de conseguir la financiación y tuvimos que ponerlo un poco a un lado. Pero el sueño sigue vivo. Seguimos haciendo las cosas todo a nombre del Centro y yo creo que es factible y es necesario. Cada vez vemos que con el crecimiento de la población, es más evidente que hace falta y el interés por la cultura latina incide a que el proyecto siga vivo y seguirá vivo. No depende de mí, depende de todos nosotros.

Te puede interesar
Últimas noticias