El director brasileño dará una Masterclass en FACIUNI

Fernando Meirelles adelanta detalles de su nueva producción

“Si no tengo desafío, para mí el trabajo no es bueno, preciso de desafíos. Mis peores trabajos son aquellos en los que me sentí seguro”, cuenta a EscribiendoCine.

Fernando Meirelles adelanta detalles de su nueva producción
Fernando Meirelles
Fernando Meirelles
martes 20 de abril de 2021

El prolífico realizador de Ciudad de Dios y Los dos Papas, brindará una masterclass en el marco de FACIUNI (Festival Académico de Cine Universitario Internacional), el programa de DIRECTV que brinda estímulo y oportunidades para estudiantes de la región a través de becas. La masterclass de Meirelles, se podrá seguir el jueves 22 a las 18 horas por www.faciuni.com.

¿Cuál sería el mejor consejo que le podrías dar a un estudiante que recién comienza en el mundo del cine?
Lo mejor que puedes hacer es practicar y trabajar mucho, y la mejor escuela es el montaje, es un consejo muy práctico, editando, pasando varias horas en la isla de edición, incluso trabajando con materiales de amigos, buscando el mejor cuadro, la mejor frase, es un ejercicio único, así aprendí a hacer cine, repitiendo, repitiendo, en el montaje, esa fue mi escuela.

¿Qué consejo te hubiese gustado recibir de joven?
Yo llegué a ser director por accidente, yo soy arquitecto y hacía películas experimentales, y cuando me di cuenta que quería ser director encontré un libro de Sidney Lumet “Making Movies”, donde cuenta todo el proceso, es el único que leí de punta a punta, y luego aprendí con la práctica fue una formación muy informal. Si tuve un maestro, que fue César Charlone, me enseñó toda la parte técnica. Comencé a trabajar sin ninguna perspectiva, no quería ser reconocido ni aplaudido, lo hacía por placer, por experimentación, lo hacía los fines de semana, y sin pensarlo aprendí la gramática del cine, sin saber que sería mi profesión. En Brasil no había cine en los años ochenta, entonces empecé en televisión, y así hice mi camino.

¿La pandemia cambió tu proceso creativo?
Lo detuvo, porque tenía en 2020 un proyecto para Netflix y lo tendría que estar terminando, debía visitar localidades, pero fue imposible, a los brasileros ahora no nos reciben bien, así que tras recibir la vacuna tendría que empezar con esto.

¿Cuál es tu opinión sobre la industria cinematográfica de América Latina y cómo este festival puede ayudar?
Creo que, excepto para Brasil y Argentina, donde hay una comunidad grande, en otros lugares sirve para conectarse, conocer gente. Antes el cine estaba concentrado en los estudios americanos, pero ahora las plataformas producen en otros países, sólo en Brasil, por ejemplo, Netflix está produciendo 22 series, y otras plataformas también, les interesa invertir en producciones locales, creo que nunca el mercado fue tan propicio a esto, y a diferencia del trabajo de los grandes estudios, que querían producir cosas muy grandes, ahora se puede trabajar puntualmente en cuestiones de nicho.

¿Creés que esto será de ventana para los directores de la región?
A mí me gusta ver las películas en el cine, pero las plataformas son una pantalla mucho mayor y condiciones de producción mucho mayor, y una película que puede parecer una película de nicho para el cine, para la plataforma es muy grande, como mi última película Los dos Papas. Como espectador me gusta más ir al cine, pero como productor me llama y me encantan las plataformas. Todas las noches puedo asistir a películas de todas las noches, nunca vi tantas películas en mi vida como en pandemia y gracias a las plataformas.

Con Ciudad de Dios tuviste muchos premios e incluso estuviste nominado al Oscar, ¿cómo puede un director llegar a ese punto?
Creo que no hay estándares, hay directores que son sensibles con los actores, otros con las historias, otros con las imágenes, creo que como director tenés que saber tus fortalezas, yo soy un director como de jazz, voy sin muchas certezas al set, sí sé que tengo que hacer, pero me permito improvisar, cambiar el plano, el guion, sé que las ideas vienen a mí ahí, otros tal vez son mejores para imaginar las imágenes. En el ejercicio cotidiano podés saber qué es lo mejor que podés hacer.

¿Volviste a ver Ciudad de Dios?
No, pasaron 10 años, creo que ahora es momento de reverla, no vuelvo a ver mi trabajo, porque haciéndolas las ves muchas veces. Sé que era una película que me encantaba, y espero que lo siga siendo.

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza a la hora de dirigir?
Siempre lo primero es el tema, y empiezo con casi nada, creo que hay directores que desean contarlo con todo. Ahora estoy con una película para Netflix sobre la crisis del clima, que es un tema que me interesa, empecé a investigar sobre Greta Thunberg, la vida de adolescentes que ya sufren con la crisis, escribí historias de varios personajes y luego comenzaron a conectarse. Es una teen movie sobre adolescentes y el clima. No hay un proceso perfecto.

¿Cómo estás trabajando el mensaje para que llegue a estos jóvenes?
Ese es mi desafío, no quiero hablar mucho de la película porque no está lista aún, pero es el desafío, porque tengo 65 años e intento seguir los consumos de los jóvenes, sí sé que tendrá un ritmo intenso, muchas imágenes, música, estoy intentando aprender un mundo nuevo. Si no tengo desafío, para mí el trabajo no es bueno, preciso de desafíos. Mis peores trabajos son aquellos en los que me sentí seguro.

¿Cuál es el reto de preparar la película en medio de pandemia?
Yo no pude empezar porque tenía que viajar y cada país tiene sus reglas sobre la pandemia, tenemos escenas en Bangladesh, y allí la situación está muy complicada, así que creo que recién en octubre comenzaremos.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias