Netflix

Crítica de "Las viudas de los jueves", el infierno según Marcelo Piñeyro

Un thriller psicológico de personajes, es lo que entrega Marcelo Piñeyro (El método, 2007) en su última producción basada en el libro homónimo de Claudia Piñeiro, "Las viudas de los jueves" (Alfaguara, 2005). Centralizando la historia a partir de los hechos y reacciones que involucrarán al mismo grupo de personajes, el film logra mantener un atípico suspenso en las más de dos horas de metraje recurriendo únicamente al accionar de los diálogos.

Crítica de "Las viudas de los jueves", el infierno según Marcelo Piñeyro
domingo 24 de julio de 2022

Cuatro parejas habitantes del country “Altos de la Cascada” de las afueras de la ciudad de Buenos Aires a finales del 2001, verán modificadas sus vidas a partir de la aparición de tres cadáveres en la piscina de la vivienda de uno de ellos. Desde el hecho fortuito de la tragedia, el film volverá a partir de un flashback a mostrarnos los determinantes de lo sucedido. ¿Suicidio colectivo, asesinato o tragedia?

A partir de estos tópicos el film de Marcelo Piñeyro se convierte en un thriller psicológico, ya que es ahí cuando la historia crece en suspenso, manteniendo al espectador en un estado de nerviosismo implícito por resolver los hechos. La temporalidad será un factor predominante en el desarrollo de la trama, pasado y presente se intercalaran casi de manera permanente rompiendo con la linealidad del relato pero mostrando una serie de pautas que ayudarán a esclarecer el hecho.

Las viudas de los jueves es una película preponderantemente de personajes. El elenco compuesto por Gabriela Toscano, Leonardo Sbaraglia, Juana Viale, el español Juan Diego Botto, Gloria Carrá, Ernesto Alterio y Pablo Echarri aportarán lo suyo sin desentonar, actoralmente, en ningún momento. Pero es una brillante Ana Celentano (Las vidas posibles, 2008) -capaz de transmitir amor y odio casi al unísono sin inmutarse en lo más mínimo- la que se destaca por sobre el resto. Su personaje sin duda, es el de mayor peso dramático dentro de la historia ya que será quien llevará adelante los hilos de la trama. La escena del inicio del film, en el momento que encuentra los cadáveres y la del final, cuando ante la presencia de la verdad decide negar los hechos, resultan ser dos ejemplos contundentes de lo expuesto. En el elenco también participan Vera Spinetta (Trina) y Camilo Cuello Vitale (Juan) interpretando a dos adolescentes rebeldes en medio de un grupo cerrado que sirven como el contraste entre el afuera (la realidad) y el adentro (la irrealidad).

Para la transposición literaria a la pantalla, Marcelo Piñeyro se acompañó de Marcelo Figueras, ambos supieron darle el tono adecuado a la historia transformando a la misma en un film de personas aparentemente felices, pero con diálogos que en entrelineas van a denotar lo contrario. La idílica felicidad del binomio conformado por El Tano (Pablo Echarri) y Teresa (Ana Celentano) será tan superficial como la de Martín (Ernesto Alterio) y Lala (Gloria Carrá), o la de Carla (Juana Viale) y Gustavo (Juan Diego Botto) y esto se confirmará sobre el final, cuando estalle el conflicto que provocará el fatal desenlace. Solo Ronnie (Leonardo Sbaraglia) y Maby (Gabriela Toscano) discrepan en ese mundo fingido pero del que no pueden alejarse, salvo cuando éste induzca un quiebre en sus vidas. Es ahí cuando sus personajes tomarán el control de la trama pero llevándolos a alejarse de ella.

Marcelo Piñeyro construye con Las viudas de los jueves, un film diferente dentro de su vasta filmografía. Una historia en dónde un grupo de actores serán los encargados de llevar adelante una película capaz de transmitir el suspenso que propone desde el inicio, sin decaer en ningún momento, pero con un fuerte crescendo sobre la segunda mitad. Un film imprescindible que lo mantendrá expectante, aún cuando este haya llegado a su fin.

8.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS