En la Web - 9 Puntos

Crítica de “El caballero verde”, la hipnótica fantasía medieval de David Lowery

El director de “A Ghost Story” recupera la fábula asturiana de ‘Sir Gawain y el caballero verde’ con un sorprendente y enigmático estilo visual, que mezcla fantasía con conflicto existencial.

domingo 22 de agosto de 2021

El mitología medieval es abordada con destreza en este film que tiene poco del cine de aventuras pero mucho de fantasía surrealista. Estamos en los tiempos de Excalibur y los caballeros de la mesa redonda cuando Gawain (Dev Patel), allegado al círculo del Rey (Sean Harris), decide tomar el desafío del caballero verde, un misterioso ser que se presenta en el castillo y ofrece su cabeza.

Claro, lo que Gawain ni el espectador imaginábamos, es que luego de decapitar al personaje del título, este continuaría con vida y trazaría el destino del protagonista: “te espero la próxima Navidad en mi guarida” dice marcando el pulso temporal de la trama y de la odisea venidera de Gawain.

Como en toda fábula medieval la hazaña viene acompañada por un aprendizaje a nivel personal. Pero lo interesante es que El caballero verde (The Green Knight, 2021) toma ese periplo y lo convierte en un viaje existencial. Un elemento que los films de cruzadas del Rey Arturo tiene pero en manos de Lowery se vuelve filosófico y metafísico.

El realizador que ha demostrado una impronta visual única en A Ghost Story (2017) utiliza el tiempo del relato para trascenderlo, transformarlo y convertirlo en una instancia puramente perceptiva, propia de un cine de autor en medio de una épica medieval. El tiempo es una sensación que el protagonista junto con el espectador, deben transitar. Y esto no necesariamente relacionado a la lentitud de algunos tramos, sino a la experiencia sensorial, muy al estilo de 2001: Odisea del espacio (A Space Odyssey, 1968).

Su tercera y “fantástica” película -en términos de género pero también de seducción audiovisual- trabaja desde el artificio cinematográfico en cuanto construcción narrativa (siempre somos conscientes de la representación) por su división en capítulos, por sus caprichos en materia de fragmentación temporal, y por su magistral uso del color verde unificando el paisaje del bosque con la textura de la imagen. 

Pero también son todos estos recursos “evidentes” de la puesta en escena los que nos sumergen en los dilemas existenciales que atraviesa Gawain quien, en el rostro de Deve Patel, transforma al caballero valiente y honorable en alguien que duda de sus actos, sufre por su fama de vencedor y teme por su futuro mitológico.

El caballero verde es una película única por el poder hipnótico de sus imágenes y sonidos (la banda sonora genera el clima terrorífico para ingresar en tiempo y espacio), elevando el componente fantástico hasta las últimas posibilidades de la comprensión humana. Lo sobrenatural no es solo un elemento mágico, sino una de las formas de entender lo incomprensible.

9.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS