Salas

Crítica de “El color púrpura”: el drama histórico realizado por Spielberg hecho musical

La novela de Alice Walker, llevada al cine por Steven Spielberg con Whoopi Goldberg, Oprah Winfrey y Danny Glover, tuvo su versión en Broadway a cargo de Marsha Norman de la cual surge esta película.

miércoles 07 de febrero de 2024

Casi cada año, Hollywood nos presenta un musical durante la temporada de premios: películas históricas con un impresionante despliegue audiovisual que, desde su inherente artificialidad como parte del género, narran una vez más las problemáticas sociales de la historia reciente. Entre ellas se encuentran títulos destacados como Chicago (2002), Hairspray (2007), Los miserables (Les Miserables, 2012), La La Land (2016) y Amor sin barreras (West Side Story, 2021), a los que se suma El color púrpura (The Color Purple, 2023).

La historia sigue el calvario de Celie (la artista ganadora del Grammy Fantasia Barrino), una niña de la comunidad negra en el sur de los Estados Unidos, entregada en matrimonio a principios del siglo XX. Como su padre describe, ella es fea, negra y pobre, un combo que la condena a la tragedia. Pero la película va mostrando que el problema de esta mujer no es que sea fea, negra o pobre sino su sumisión ante los hombres. Apoyándose en un grupo de mujeres (Taraji P. Henson y Danielle Brooks) que la harán “despertar” podrá cambiar su actitud frente a la vida y permitirse tener un futuro.

El director Blitz Bazawule, conocido por The Burial of Kojo (2018), presenta una película vibrante y llena de ritmo que no escapa a las situaciones melodramáticas propias de una novela. Todo en la trama está enfatizado y marcado por la expresión visual: cuando ocurre algo trágico, la noche se ve inundada por la lluvia, truenos y rayos, mientras que eventos fortuitos están iluminados por una cálida luz que envuelve a los personajes. Este recurso visual refuerza las situaciones y amplifica el mensaje edificante que la película transmite sobre el papel de la mujer en la sociedad, la posición de "la gente de color" según la terminología del film, y la importancia de dejar atrás resentimientos para comenzar de nuevo.

La película evita caer en obvios panfletos gracias al carisma de las actrices y la química palpable en pantalla. El carácter de cada uno de los personajes femeninos sirve como un ejemplo de empoderamiento para la protagonista. Otro aspecto a destacar es la artificialidad del relato, ya que la película se apoya en los elementos característicos del género musical para contar la historia con todos sus excesos, ya sean episodios dramáticos o momentos de alegría. Aunque no llega a los estereotipos de una producción de Bollywood, tampoco se distancia demasiado de esas características. Un ejemplo de esto es la representación de la cultura "africana" que se muestra a través de las convenciones turísticas del imaginario occidental.

El color púrpura abarca todos los elementos típicos de un musical con aspiraciones a premios, como un buen ritmo, destacadas actuaciones de sus intérpretes y una impresionante exhibición visual. Sin embargo, la apreciación de este tipo de musicales queda en manos del espectador, gustoso o no de este tipo de relatos.

6.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS