BAFICI - Hacerse grande - 7 Puntos

Crítica de “Villa Olímpica, recuerdos de un mundo fuera de lugar”, Sebastián Kohan Esquenazi y el exilio de los hijos

El director de “Buscando a Panzeri” relata el exilio de los hijos de militantes argentinos y chilenos en México.

 Crítica de “Villa Olímpica, recuerdos de un mundo fuera de lugar”, Sebastián Kohan Esquenazi y el exilio de los hijos
viernes 29 de abril de 2022

La Ciudad de México acogió en los años setenta a unos 3000 exiliados de las sangrientas dictaduras militares de Chile y Argentina. Allí se creó una comunidad en la Villa Olímpica, conformada por 30 edificios con 904 departamentos, donde se criaron sus hijos y tuvieron una feliz infancia.

Sebastián Kohan Esquenazi cuenta una historia poco transitada de las dictaduras militares en Latinoamérica. Lo hace desde la óptica de los chicos ahora adultos, desde sus recuerdos en esa idílica comunidad, el regreso a sus países de origen y la sensación de no pertenecer a ninguna de sus dos patrias.

Villa Olímpica, recuerdos de un mundo fuera de lugar (2022) traza un puente con el presente de estas personas que reflexionan sobre sus raíces. “Hicimos el proceso inverso” dice uno de ellos al referirse al exilio cuando regresan a su país de origen y no se reconocen en él. 

Pablo, un joven argentino, cuenta su historia y el significado que tuvo Villa Olímpica en la formación de su identidad. Cómo él, otros hijos de exiliados cuentan sus aventuras, juegos, rituales reconstruyendo un escenario idílico con el paso del tiempo. 

El documental utiliza cierto aire de fábula para contar lo ocurrido en ese lugar único e irrepetible. Para generar este tono fantástico recurre a maquetas del barrio, fondos dibujados y otros varios recursos para representar los nostálgicos recuerdos de felicidad de aquel tiempo. Una manera de transitar la dictadura desde otro lugar, en donde los conflictos políticos se abordan de manera tangencial.

Este punto de vista novedoso en las producciones que hablan de la última dictadura militar, otorga una mirada distintiva a esta coproducción entre Argentina, Chile y Mexico, quita el tono trágico y fatalista de los hechos sin por eso dejar de remarcar el daño ocasionado a las infancias. Un tema poco conocido, contado de forma elocuente, que permite otra percepción de los aberrantes sucesos.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS