Creer o dudar

El Apóstata

Coproducción entre España, Uruguay y Francia, El Apóstata (2015) dirigida por el uruguayo Federico Veiroj (Acné, La vida útil), nos presenta una tierna fábula acerca de los problemas de Fe del madrileño Álvaro Ogalla.

El Apóstata
sábado 26 de septiembre de 2015
La historia parte de una idea escrita por Álvaro Ogalla y Federico Veiroj, amigos que se conocieron en Madrid en el pasado. Ambos participaron en la escritura del guion y el mismo Ogalla, sin formación en actuación, protagoniza la película. Vale recordar la capacidad de Veiroj para dirigir a personas que vienen de otros ámbitos aprovechando su espontaneidad y naturalismo para capitalizarlo en sus películas. El caso de Jorge Jellinek, crítico de cine protagonista de La vida útil (2010), es el más emblemático.Ogalla interpreta a Gonzalo Tamayo, un joven que realiza los trámites correspondientes en la iglesia católica para apostatar. La historia es tan simple como eso, pero resulta interesante el tratamiento del tema. Tamayo experimenta una crisis existencial, y con ella de Fe, realiza un viaje retrospectivo en su vida para reencontrarse consigo mismo. Este hecho lo lleva a distanciarse de estructuras prestablecidas y a cuestionarse nociones arrastradas de su educación infantil. En ese proceso surgen situaciones que se presentan extrañas y divertidas, donde la ironía del director permite el surgimiento del humor al respecto.El director de Acné (2008) realiza un relato cálido y tierno sobre la relación con la Fe, sus contradicciones y rigideces, para hacer una crítica profunda pero sin perder nunca el tono alegre y esperanzador. Y es justo el tono del film aquello que lo convierte en único, distanciándose de relatos de denuncia a la iglesia católica como institución, o de conflictos existenciales que exceden al tema de la espiritualidad. El Apóstata es ambas cosas pero en el nivel justo, elevando la nostalgia del recuerdo a un primer lugar en la narración, con toques de humor irónico sobre el tema al estilo Woody Allen con el Judaísmo, pero con la incomodidad habitual que imprime Veiroj a sus films.
8.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS