36 MDPFF - Competencia Latinoamericana - 9 Puntos

Crítica de "Piedra noche", la increíble fantasía postapocalíptica de Iván Fund

Estrenada en las Jornadas de los Autores de la Mostra de Venecia, la nueva película de Iván Fund, basada en un guion original de Santiago Loza, adaptado junto a Martín Felipe Castagnet, autor del libro "Los cuerpos del verano", aborda el duelo de un matrimonio ante la desaparición de su pequeño hijo a través de un registro que apela al realismo mágico.

martes 16 de noviembre de 2021

Un tranquilo pueblo en las costas argentinas. Un matrimonio con un hijo. Una imponente plataforma industrial y la leyenda de un monstruo marino. En base a estos elementos Ivan Fund construye Piedra noche (2021), una película que trabaja sobre el duelo y la perdida, pero también sobre la amistad, el amor y la esperanza entrelazando el más puro realismo con la más desbordante fantasía.

Bruno y Greta (Marcelo Subiotto y Mara Bestelli en un trabajo impresionante) son los padres de Denis (Jeremías Kuharo), fanático de un videojuego sobre un monstruo que destruye objetos y ciudades. Los tres están en un tranquilo pueblo costero donde una imponente plataforma marítima se convierte en una de las mayores atracciones del lugar acompañada por la leyenda popular de que un monstruo marino merodea la zona. Impulsado por la curiosidad, una noche, Denis, se mete en aguas profundas y nunca más regresa. Todo lo que encuentran es su videojuego portátil que mágicamente aún funciona. El tiempo pasa, la casa está en venta, hay que desarmar todo, y Sina (Maricel Álvarez), amiga de Greta, viaja de la ciudad para ayudar al matrimonio, mientras Genaro (Alfredo Castro), un agente inmobiliario, aprovecha para montar un negocio turístico en base a la plataforma y la leyenda del monstruo marino. Pero, una señal inesperada revive la esperanza sobre Denis y su desaparición.

Piedra noche, que apela a una puesta en escena plagada de silencios, gestos, miradas y pequeños detalles, tiene un magistral manejo de la información, donde los protagonistas saben mucho más que aquello que recibe el espectador, lo que hace que de manera continua se deban ir atando cada uno de los cabos sueltos para no quedar afuera de los interrogantes propuestos por un entramado narrativo donde lo esencial muchas veces está fuera de campo. El espectador se hace preguntas y las respuestas no son inmediatas, sino que aparecen varias escenas más tarde, casi al pasar y de manera irrelevante, tal vez poniendo en primer plano un objeto o con una frase sin sentido.

En Piedra noche, que está envuelta de una atmósfera gris, postapocalíptica, donde la crisis, en su sentido más amplio y metafórica, sobrevuela el relato, la palabra no es lo que importa, de hecho, la última línea de diálogo se pronuncia quince minutos antes de los créditos finales, pero si cada uno de los pequeños detalles que hacen y rodean a los protagonistas, como también la increíble banda sonora que rememora el cine de antaño y cobra tanta importancia como los diálogos.

Fund, que ya había trabajado con elementos fantásticos en su anterior largometraje, Vendrán lluvias suaves (2018), logra con Piedra noche una de sus películas más amables, clásicas y rupturistas a la vez. Un maravilloso cuento intimista donde el "monstruo" se materializa en la esperanza que puede salvar ¿al mundo?.

9.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS