Paramount+ - 6 Puntos

Crítica de la cuarta temporada de “The Handmaids Tale”, barajar y dar de nuevo

Llega la nueva temporada de la serie basada en el best seller de Margaret Atwood que supo conquistar a la audiencia con su distopía, donde la opresión femenina dialogó de una manera única con el cambio de paradigma actual.

viernes 30 de abril de 2021

Una vez más la estilizada puesta y una dirección de cámaras que profundiza en tomas aéreas y paneos, ralentíes y despliegue, potencian algunos momentos de una serie que viene perdiendo potencia, concentrándose en hiatos más que en avances, y en el recuerdo de algo que ya no es.

Mientras los esfuerzos de June (Elisabeth Moss) estaban orientados en salir ilesa del infierno en el que había estado sumergida durante los últimos años, la esperanza de un nuevo comienzo ya se había disipado al final de la temporada anterior de The Handmaids Tale, donde ese escape de Gilead, se sabía, iba a terminar en una nueva situación complicada para todos.

Sin revelar demasiados detalles acerca de lo que acontece en los tres primeros episodios, que se estrenarán simultáneamente para generar aún más impacto en el retorno, y luego nuevos episodios cada domingo hasta completar los 10 episodios, el reseteo que implica esta temporada puede ralentizar aún más la resolución esperada y deseada para el personaje.

Así como en las anteriores entregas los hombres eran la clara cristalización de aquello que estaba mal para avanzar en la liberación de la mujer, aquí se suma un personaje clave, femenino, porque al llevar a Serena (Yvonne Strahovski) a la cárcel, el relato exigía nuevas fuerzas que, sin ser opuestas, impulsaran la acción de los personajes centrales.

Pero June y compañía no estarán libres de aquello que siempre acecha a sus vidas, siendo la amenaza del retorno a Gilead el punto de inflexión, para lo cual, deberán retomar tareas forzosas para cumplir con objetivos y metas que recuerdan a los primeros pasos que dieron en el relato.

El principal problema del arranque de temporada radica en la morosidad de las acciones, en el volver a recluir a June para potenciar la ira y su férrea decisión de recuperar su pasado, sus hijas, su estabilidad emocional, un resetear el proyecto para dejar, servido, claro, el cliffhanger hacia la quinta y ¿última? temporada, donde anhelamos que ese final feliz llegue, aunque, conociendo a los creadores, y sabiendo que ahora Moss, además de producir, dirige episodios, todo concluirá de la peor manera, y peor aún.

6.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias