OctubreTV - 7 Puntos

Crítica de "El Presi", una sátira política de Gustavo Postiglione

El director rosarino propone una comedia negra sobre las desventuras de un presidente electo la noche anterior a la asunción. Ambientada en diciembre de 2015, "El Presi" muestra todas las facetas de un personaje ficticio que no le escapa a la realidad.

lunes 19 de abril de 2021

Un hombre sentado en la parte trasera de un automóvil recorre la ciudad. Es el presidente electo horas antes de asumir su cargo. A lo largo de ese recorrido diversos personajes se suman al paseo por una ciudad vacía, oscura y silenciosa para negociar el destino del país. Una periodista, su ex mujer, la amante, la socia y asesora de imagen, el enviado de un empresario, un influyente editor de medios…con cada uno tiene un secreto que lo une. Mentiras, negocios y favores que devolver. Mientras la noche avanza, las máscaras se caen y aparece la verdadera cara de un hombre que sin ningún tipo de prurito usará al poder para alcanzar sus verdaderos objetivos.

Producida por fuera del sistema industrial, filmada con un IPhone SE y fotografiada en un acertado blanco y negro, El Presi (2021) transcurre como Cosmópolis (2012), de David Cronenberg, o Una noche en la tierra (Night on Earth, 1991), de Jim Jarmusch, en casi toda su totalidad en el interior de un vehículo en movimiento que recorre las calles de una ciudad. Una especie de burbuja que lo separa de la realidad que busca cambiar, pero desconoce y de la que se mantiene aislado. Dentro del automóvil se enfrenta a su propia realidad. No a la de quienes le confirieron el poder: el pueblo. La historia está planteada como una comedia negra que a medida que avanza vira al thriller político con un desenlace inesperado y perturbador.

Jorge Ferrucci crea un presidente tan inseguro como carente de inteligencia, incapaz de hilvanar una frase de más de cinco palabras o de realizar un comentario acertado, tan dubitativo como influenciable, y lo hace apelando a una serie de recursos corporales y gestuales para lograr mayor credibilidad, no imitando sino más bien creando un personaje ficcional, pero al que uno no puede dejar de relacionar con lo real, por más que tome vida propia. Junto a él se destacan actores locales como María Celia Ferrero, Juan Pablo Yevoli, Juan Nemirovsky, María Eugenia Ledesma, Ariel Hamoui, Claudia Schujman y Miranda Postiglione, entre otros.

Gustavo Postiglione asume riesgos estéticos y narrativos para plantear una sátira política audaz, una distopía que sucede en alguna ciudad de un país cualquiera, pero que no difiere en casi nada con el pasado reciente de Argentina. Un país de película a la que cualquier ficción le queda chica.

7.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias