Netflix - 6 Puntos

Crítica de "Hasta el cielo", una película de atracos de Daniel Calparsoro

El español Daniel Calparsoro presenta una despareja película que rememora a las clásicas historias de atracos de los años 70 u 80, basada en hechos reales que aparecieron en diversos medios de comunicación.

domingo 04 de abril de 2021

Ángel (Miguel Herrán), un muchacho de clase media baja, tiene como único objetivo en esta vida ascender en la escala social y ser parte de la elite capitalista que lo excluye. El joven vive en un barrio donde la violencia, los robos y la mafia son moneda corriente, y es ahí donde le aparece una oportunidad que no está dispuesto a dejar pasar. Un atraco a una joyería que pronto se convertirá en otro y derivará en un espiral delictivo que no podrá detener.

Calparsoro, sigue la línea de las clásicas películas de atracos que fueron furor en los 70 y los 80 a través de una estructura narrativa que se desarrolla en varios años, donde las elipsis dejan más cabos sueltos que certezas, y los baches narrativos están a la orden del día. Personajes que aparecen y desaparecen sin ningún tipo de justificación, algunos que no se sabe como llegaron a ser parte de los hechos, y otros que repentinamente adquieren un protagonismo que no tenían sin razón alguna, hacen que muchas veces se pierda el hilo de un entramado plagado de subtramas que se entrelazan con todos aquellos elementos habituales del género: el impulso, el ascenso, el conflicto romántico, las amistades y los enemigos.

Hasta el cielo (2020) carece de la furia, el gancho y la naturalidad de aquellas crónicas de la insatisfacción juvenil de antaño, por más que se haya incluido a raperos, grafiteros y otros jóvenes artistas contemporáneos dentro de un elenco que también tiene a un desaprovechado Luis Tosar, aunque siempre correcto. Los personajes, sin matices, que incluyen al héroe, los amigos, la abogada, la novia-esposa, la amante, el policía honesto y el corruto, el suegro y patrón…, caen en todos los estereotipos del género y los vuelve previsibles en sus acciones.

Pese a la perfecta factura técnica de sus secuencias de acción, la cuidada fotografía turística de Madrid, Ibiza y Galicia o las descomunales escenas en las discos, Hasta el cielo, una de las películas españolas más taquilleras de 2020, apenas respira el perfume y el sudor del cine que busca homenajear. Aunque a su favor, vale destacar que entretiene.

Netflix compró los derechos universales para convertir la película en una serie que tendrá a su mismo equipo al mando. Pero no se repetirá la trama, sino que será un spin-off.

6.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias