Visions du Réel 2021

Crítica de "Esquirlas", crónica de Natalia Garayalde sobre una explosión anunciada

Un potente y soberbio documental sobre la explosión de la Fábrica Militar de Río Tercero (Córdoba), ocurrida en 1995, donde una historia personal se vuelve colectiva, marca el auspicioso debut de Natalia Garayalde.

Crítica de "Esquirlas", crónica de Natalia Garayalde sobre una explosión anunciada
lunes 29 de marzo de 2021

El 3 de noviembre de 1995, en Río tercero, una ciudad cordobesa con más de 40.000 habitantes, todo ocurría con la misma normalidad de siempre. Pero promediando la mañana una "tragedia" cambiaría para siempre la vida de todos. En la Fábrica Militar, ubicada a tan solo doscientos metros del límite del área urbana, una serie de explosiones, terminaron con la vida de siete personas, causaron más de 300 heridos y provocaron secuelas en el resto de la población.

Esquirlas (2020) es la crónica del antes, durante y después de lo que años más tarde se probó como un hecho provocado para encubrir el contrabando de armas a Ecuador y Croacia realizado durante la primera presidencia de Carlos Saúl Menem. Garayalde construye su ópera prima casi en su totalidad con material familiar grabado con una cámara de video que su padre había comprado para uso personal un tiempo antes.

En 1995 apenas tenía 12 años, filmar para ella era un juego y su punto de vista de una inocencia que se contradecía con la realidad. La estructura narrativa se centra en tres etapas que muestran la vida familiar antes de la explosión, el durante y los días sucesivos, y finalmente el después, a través de las secuelas tanto psicológicas y físicas que provocaron un cáncer terminal en su hermana mayor y más tarde en su padre.

Veinticinco años después de los acontecimientos que le cambiaron la vida para siempre, Garayalde logra plasmar ese registro personal en una obra de un valor inconmensurable, no solo desde lo periodístico (donde en muchos momentos del material ella juega a ser la cronista de un noticiero) sino también desde lo cinematográfico articulando un relato de una potencia tanto visual como narrativa que deja al espectador shockeado.

En Esquirlas, que en muchos aspectos tiene puntos de contacto con El silencio es un cuerpo que cae (2018), de Agustina Comedi, también involucrada en este proyecto, toma una historia personal, la suya y la de su familia, quienes un día tenían una vida y en un instante les cambió para siempre, y la convierte en colectiva, porque su historia también podría haber sido la de cualquier otro habitante de una ciudad a la que hicieron volar por los aires para encubrir a un gobierno corrupto.

9.0
Te puede interesar
Últimas noticias