BAFICI 2021 - Competencia Americana

Crítica de “Directamente para video”, Emilio Silva Torres tras las huellas del film de culto uruguayo

La ópera prima de Emilio Silva Torres se presenta como un documental enigmático que busca los rastros de “Acto de violencia en una joven periodista” de 1988, considerada la peor película del cine charrúa.

Crítica de “Directamente para video”, Emilio Silva Torres tras las huellas del film de culto uruguayo
viernes 26 de marzo de 2021

Pasa en todas las cinematografías del mundo, existe una película que es tan mala que pega la vuelta y es celebrada en cada visionado, uno de los entrevistados lo describe mejor que nadie “Estaba mal la cámara, los actores, el guion… todo tan mal que se volvía fascinante”.

Se trata de la película Acto de violencia en una joven periodista (1988) de un tal Manuel Lamas, producida en el boom del VHS directamente al video. Esto implica un bajísimo presupuesto, cine de explotación pura que le da un aura mítico a la cinta. Uno de sus fanáticos que hoy ronda los cuarenta es el director Emilio Silva Torres que, con esta película, se embarca en una investigación en busca de los actores (Blanca Gimenez es la protagonista), el director Manuel Lamas y otra comedia romántica de su factoría.

Directamente para video (2020) rinde homenaje a la película (que ahora todos queremos ver) pero sobre todo hace culto del placer culposo, ese sabor exquisito que produce algo decididamente malo, tanto que parece obra de una fuerza superior. Pero el film no trata a la película homenajeada como tal, sino como una obra maestra (tal vez lo sea, aunque involuntariamente). La solemnidad reina en la investigación y en el relato de los entrevistados (Daniel Hendler, Santiago Calori, entre otros), dandole a la película un contraste humorístico muy divertido.

El otro gran valor de esta ópera prima es el misterio que imprime a cada minuto. Primero en la manera de desplegar -a cuenta gotas- la información y luego sobre el final, cuando se funde en los recursos del cine de terror directamente: la casa en el bosque, el VHS como mensaje macabro, la locura siniestra detrás de la figura mítica de Manuel Lamas. A Lamas estos recursos salidos de En la boca del miedo (In the Mouth of Madness, John Carpenter, 1994) lo emparentan con Lovecraft.

Directamente para video celebra el ingenio, impunidad y ridículo de Acto de violencia en una joven periodista mientras juega con su forma (la del VHS). Como Los visionadores (2020) “se mete” en la película y mezcla con sus imágenes. Esta incapacidad de distinguir entre realidad y fantasía revelan la influencia consciente e inconsciente que una película, por más mala que sea, puede dejar en la psiquis de un realizador.

7.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS