En salas - 8 Puntos

Crítica “El universo de Clarita” de Tomás Lipgot, pasión por descubrir

La película del director de "Moacir" que abrió el BAFICITO 2021 invita a ver el cosmos a través de los ojos de su carismática protagonista.

jueves 18 de marzo de 2021

Películas infantiles hay muchas pero es sorprendente la manera en que El universo de Clarita (2021) evade todos los lugares comunes para hacer una aventura didáctica sobre las teorías ancestrales alrededor del cosmos.

Clara Micheletti tiene doce años y le encanta la astronomía gracias al impulso que el taller de Sofía Méndez y Yayo Ekdesman dejó sobre ella. Ese despertar de la curiosidad, el placer por el descubrimiento, nos invitan, con ojos inocentes de niño, a re-conectarnos con el universo que nos rodea.

Las explicaciones científicas pero también la cosmovisión de culturas originarias sobre el cielo, las estrellas, los meteoritos, la galaxia y la atmósfera, abren un nuevo mundo de comprensión que este documental pregona como enseñanza. “El ser humano históricamente estuvo relacionado con el universo, una conexión que perdió el último siglo”, escucha la niña de un especialista, mientras viaja con sus padres por distintos sectores del territorio nacional donde el cielo parece más cercano.

Tomás Lipgot utiliza la capacidad ilusoria del cine para hacernos viajar a otra dimensión, e introduce en esta historia llena de fantasía a Clarita en medio del Viaje a la luna (George Melies, 1902), en medio de cielos estrellados y constelaciones intergalácticas gracias a la magia del cine. El ejercicio de la cámara estenopeica y las canciones que compone su hermana mayor, brindan una atmósfera entusiasta al recorrido.

Clarita pregunta, aprende, enseña a otros. Esa actitud alegre, ingenua, siempre con voluntad de descubrir, le dan un marco lúdico a un film que promueve la curiosidad, la imaginación e invita al espectador a modificar su relación diaria con el universo y, al menos con la mente, viajar a otra dimensión.

8.0
Te puede interesar
Últimas noticias