Series

Flow: Diego Oria y Federico Brunetti cuentan detalles de "Mi amigo Hormiga"

Productores de obras como La Parka. El musical, El Botella y Alicia en Frikiland, Diego Oria y Federico Brunetti son las cabezas tras la serie Mi amigo Hormiga, que a partir del 21 de enero podrá disfrutarse en Flow con los protagónicos de José Giménez Zapiola, Manuel Ramos, Agustina Cabo y Manuela Ratner. EscribiendoCine dialogó con ambos para conocer detalles de este proyecto que originalmente sería una obra musical y, pandemia mediante, amplificó su llegada sumando esta precuela en formato serie. “El guion se escribía de una semana a otra, los deadlines eran muy acotados, y no se pudo tener un plan de rodaje, como amerita una producción así, para terminar todas las escenas de una locación”, dicen

Flow: Diego Oria y Federico Brunetti cuentan detalles de "Mi amigo Hormiga"
miércoles 20 de enero de 2021

¿Cómo viven el estreno?

Federico Brunetti: Estamos entusiasmados, conectadísimos y es una satisfacción grande ver un proyecto que tuvo un recorrido en este contexto. Comprometidos, sosteniendo algo que en pandemia nos superconectó. Las expectativas son enormes.

¿Dónde nace el proyecto?

Diego Oria: Esto empezó en Mendoza hace dos años como una obra de teatro, fue declarada de interés cultural, con libro mío y música de Jorge Soldera, y cuando llegó la pandemia con Fede sabíamos que teníamos una oportunidad muy grande, porque se iba a estrenar presencialmente en 15 ciudades, y pensamos que se había terminado todo, pero en una charla con él dijimos “vamos”, hagamos la serie. Hace siete años que trabajo en el mundo audiovisual con Jeremías Magnaghi, guionista, escribimos junto la serie, con Fede la produjimos y además la dirigí. Estamos muy seguros que lo que estamos contando era lo que queríamos contar, eso es bueno, con los recursos que tuvimos llegamos a un lugar potente y sabemos que la serie va a ser abrazada.

Federico Brunetti: Nuestro compromiso parte de esa primera llamada, donde el concepto de contenido de calidad era un faro para nosotros, y en lo personal es el qué se cuenta y no sólo el cómo se cuenta el desafío. Conecto hace tiempo con los libros de Diego, porque son historias, personas, a las que les pasan tantas cosas que como productor es un placer contar estas historias y es hacia donde quiero dedicarme a contar desde la producción, el qué contamos funciona, y el cómo nos llega de orgullo porque el formato tiene altos parámetros de calidad y cuando ponemos play estamos extasiados y felices.

Vienen trabajando hace tiempo en el proyecto, que además incluye otras propuestas, pero ¿cómo fueron recalculando en medio de pandemia todo sin perder energía ni las ganas que salga Mi amigo Hormiga a la luz?

Diego Oria: Fue un día a día con las noticias, las lamentables noticias que nos tocaron, de aprendizaje, tanto Fede como yo somos padres primerizos, y cuando nos llegó esto pensamos en dar el salto. El teaser fue hecho in house, por los propios intérpretes, donde editaban, hacían todo, no podíamos entrar, entonces cuando apareció el protocolo estaba atento y le decía a Fede, sumemos lo de la plaza, siempre con la idea de sumar. El guion se escribía de una semana a otra, los deadlines eran muy acotados, y no se pudo tener un plan de rodaje, como amerita una producción así, para terminar todas las escenas de una locación, por ejemplo, a cada semana íbamos de nuevo, porque se modificaba, era como una carrera con obstáculos, pero la adversidad no nos detuvo, nos hizo adaptar y creábamos en la misma acción, originalmente iba a ser un proyecto teatral, pero luego lo imaginamos más grande, fue muy milagroso el proceso. El plan de rodaje se pensó en función de los protocolos y los personajes, y cuando se habilitaron los lugares específicos para los roles, siento que se terminó de armar ese universo.

La serie habla de cuestiones asociadas a la salud mental del personaje, seguramente estaba en el origen, pero ¿cómo fue aggiornandose esto a las diferentes propuestas?

Diego Oria: Argumentalmente en la obra estaba la propuesta de un joven encerrado en su cuarto por algo que le pasó con su mejor amigo Renzo, al imaginar la serie creamos la “precuela”, para que la gente pueda en función de eso ir a ver la obra. Desde 1999 me analizo, tengo una infancia dura, cruda, emocionalmente con una ausencia muy latente con mi papá, que el conflicto de Julián es ese, encontrar el abrazo con su padre, y sentí al escribir series que se me venían a la cabeza como Merlí, Sex Education, Elite, y creo que responde a esos parámetros, aunque sea tocar esa cuerda, creo que está tocada, después vemos si se logró en profundidad, pero yo siento que es honesto.

Te puede interesar
Últimas noticias