En salas

Crítica de “Caos: El inicio”, una propuesta que colisiona con sus propias premisas

Una distopía orientada al público adolescente que se pierde la oportunidad de avanzar en algunas particularidades de la historia para reforzar sus ideas, las que, desafortunadamente, atrasan años.

jueves 01 de abril de 2021

Ni siquiera el elenco de grandes figuras que participan de la propuesta, puede rescatar de la zozobra a Caos: El inicio (Chaos Walking, 2021).

Amazon Women on the Moon (1987), dirigida por grandes como Joe Dante, Carl Gottlieb, Peter Horton, Robert K. Weiss y John Landis, planteaba en su estructura episódica una conjunción de historias y delirios que potenciaron su propuesta hasta convertirse en film de culto. En cada sketch, al mejor estilo Mel Brooks, se exploraban relatos desopilantes que, desde la comedia, trascendían el inverosímil que proponían.

Podemos pensar a Caos: El inicio de Doug Liman, como un episodio de la película anteriormente mencionada, en donde, aun basándose en el best seller de Patrick Ness, se termina por presentar, de manera torpe y burda, un relato de una colonia de hombres que, tras la llegada de una extraña, intentará dominarla y exterminarla.

Y una particularidad, llamada “el ruido”, que es la manera en la que se evidencian hacia el afuera los pensamientos más profundos de los protagonistas, se presenta, tal vez, como la principal novedad, de un relato que captura elementos de muchas otras historias, las fagocita, las procesa, y las vuelve a vomitar en una masa informe y desabrida, confusa, y, al menos en tiempos de conquistas de género, políticamente incorrecta.

Una vez más Tom Holland al frente de un relato errático, pero el que, con su oficio, y acompañado por Daisy Ridley, posibilitan, por momentos, empatía con sus Todd y Viola, seres completamente diferentes, que deberán enfrentarse a adversarios y contrincantes, aun luchando con sus propias inquietudes, con el desconocimiento, en un caso, y con la novedad del sexo opuesto, en otro.

Caos: El inicio abruma al espectador con una trama endeble, con personajes que entran y salen de la trama sin solución de continuidad ni desarrollo, imposibilitando identificación y refuerzo de verosímil.

Liman se queda en la superficie de su propuesta, evita indagar desde el guion realmente qué le pasa a cada uno de los personajes, y evita dar explicaciones sobre los conflictos que se suceden en el relato.

Como distopía es desafortunada, y como película de ciencia ficción que se apoya en el clásico chica conoce a chico, también, y en esa confusión e imposibilidad de encontrar un verdadero sentido a su relato, Caos: El inicio naufraga y pierde la oportunidad, de aprovechar al gran elenco de actores, que incluye a Mads Mikkelsen, Demián Bichir, Óscar Jaenada y Cynthia Erivo, entre otros.

2.0
Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias