Los de arriba y los de abajo

Downton Abbey

Julian Fellowes claramente realiza una película para los seguidores de la serie. En ese sentido, la historia es una suerte de episodio especial extra-large, donde se retoma a los personajes donde se los había dejado, y se proponen algunos cierres (amorosos y de los otros). Sin embargo, en el afán de complacer a los fanáticos, se convierte en una versión condescendiente del programa original.

Downton Abbey
martes 03 de diciembre de 2019
La premisa de la película es el anuncio de la visita por una noche de los Reyes a la mansión Downton Abbey, lo cual genera un revuelo entre los Grantham (cómo seguir sosteniendo la mascarada de una monarquía y su entorno cortesano en una época que avanza en otra dirección), y también convulsiona a la clase trabajadora de la casa (y el pueblo). La llegada de la realeza pone de manifiesto los peligros de clase tanto de unos como de otros: herencias en el caso de los de arriba, falta de trabajo en los de abajo.Tanto en un espacio como en otro, hay amantes y detractores del sistema monárquico, pero es más un guiño histórico que una verdadera postura política. La realidad es que la película se encarga de que todos sus personajes terminen siendo fieles a la monarquía y al modo de explotación que ésta propone. Como ya se veía en la serie televisiva, las jerarquías no sólo rigen para los que “viven arriba” sino también para los “de abajo” (clara metáfora visual sobre las diferencias sociales y económicas), y todos luchan por perpetrar este sistema, que los define intrínsecamente. Es la relación dialéctica del amo y el esclavo: se constituyen mutuamente, no sólo en términos económicos, sino que esa relación define la verdadera esencia de las personas.A pesar de que los personajes están atrapados en esa cápsula que pretende resistir el paso del tiempo, Fellowes se ocupa de incluir temas de la actualidad, especialmente empoderando a las minorías o los más desfavorecidos de la época, como los homosexuales y las mujeres. En un universo patriarcal, las hijas de Lord Grantham escapan del molde de lo socialmente esperado: huyen con la servidumbre (que luego termina incorporada a la familia en un lugar incómodo e improbable), son madres solteras, devienen empresarias.A pesar de la puesta en escena grandilocuente y realista a la que la serie nos tenía acostumbrados, la película peca de convertirse en una caricatura de sí misma. Los empleados de Downton Abbey defienden su honor a capa y espada, generando una comedia de enredos con los personajes maniqueos del servicio de la Corona Británica. Los Reyes son presentados como unos bonachones indulgentes, casi como la realeza de las películas de Disney. Y los Grantham como unos patrones bondadosos, bastante desdibujados, que sostienen los engranajes de Downton como si todos fueran una gran familia.
5.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS