Oda a Buster Keaton

The Great Buster Keaton

Sin lugar a dudas, Peter Bogdanovich es una figura central del cine de los Estados Unidos. Tanto por su faceta como historiador – y su amistad con personajes como Frank Capra, John Ford y Orson Welles -, sino también como integrante de lo que se conoció como el Nuevo Hollywood, ese grupo de jóvenes (Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Brian De Palma, George Lucas, entre otros) que en la década del 70 revolucionaron las pantallas.

The Great Buster Keaton
domingo 14 de abril de 2019
La admiración por el pasado del cine, lo llevó hace casi cincuenta años a realizar un documental sobre ese gigante irlandés cascarrabias que era John Ford. Ahora, es el turno de otro ícono del cine silente, Buster Keaton.La película está estructurada como un documental clásico. Gran cantidad (y muy valioso) de material de archivo: desde escenas de las películas de Keaton, hasta los comerciales que protagonizó hacia el fin de su carrera. Y la voz del propio realizador, narrando en off la historia.Asimismo, es un documental de “cabezas parlantes”. Varios entrevistados, relatan su admiración por el protagonista de la película. Desde cómicos como Richard Lewis, Johnny Knoxville o Mel Brooks, hasta realizadores como Quentin Tarantino y Werner Herzog.Decíamos que la estructura de la película era clásica, recorriendo cronológicamente la vida de Keaton. Pero Bogdanovich decide hacer una gran excepción: deja para el final, la etapa en la que Keaton realizó sus diez largometrajes más destacados a partir de 1923. Entre ellos, El maquinista de la General (The General, 1926) y El loco Bill (Steamboat Bill, Jr., 1928).El propio Bogdanovich dijo que esa fue la única buena idea que tuvo para la película, utilizar el viejo axioma del show business que sostiene: “Déjalos riendo”. Y sin lugar a dudas, logró ese objetivo. En la función del [21] BAFICI donde vimos este documental, la gente rió a carcajadas con las escenas de las películas de Keaton.Como sostiene el propio título del filme, estamos ante una “celebración” de la obra de Keaton. Los momentos más duros de su vida, son apenas mencionados, por lo que Bogdanovich centra la mirada en la obra eterna de este ícono del cine mudo. Al finalizar la proyección, todos nos sentimos agradecidos de haber formado parte de esa celebración. Como le dijo alguna vez Orson Welles a Bogdanovich: “Keaton está por encima de cualquier elogio”. 
9.0
Te puede interesar
Últimas noticias