Lo mística de la carne

Divino Amor

Gabriel Mascaro (Boi Neon) conjuga en Divino Amor (2019) dos elementos del Brasil actual: la creciente devoción hacia la iglesia evangélica y el poder de lo carnal, y los ubica en un hipotético año 2027. Se puede ver en Mubi.

Divino Amor
viernes 07 de agosto de 2020
Joana, una funcionaria que trabaja en el registro de divorcios, se extralimita en sus funciones para reconciliar a las parejas, como consecuencia de su ferviente devoción cristiana. Para conseguirlo, tiene un arma secreta: convencerlos de que se unan al grupo "Divino Amor", en el que participa con su marido, Danilo, que se dedica a preparar arreglos florales a domicilio. Divino Amor entrelaza un relato intimista de una monotonía cuasi documental con una vibrante audacia formal; así como un horizonte burocrático y tecnológico orwelliano con la simple historia de una pareja que busca desesperadamente un hijo.La historia trabaja con todos los elementos de la comunidad evangélica, pero también practica el intercambio de parejas (con la única condición de que el esperma sea reservado a la esposa legítima). Sin embargo, Joanna y Danilo no llegan a concebir porque al fluido de él le falta energía pese a todos sus esfuerzos por estimularlo. Joana decide dedicar su vida a Dios a la espera de un milagro. Pero cuando ocurre el milagro, todo se complica…Mascaro logra traspasar las fronteras de la exploración religiosa, pero no es antirreligiosa puesto que el retrato de Joana no ataca de forma directa las creencias arraigadas de su protagonista. Se trata de un clima que el director reconstruye en un entorno dominado por las tecnologías de control social. Un futuro inquietante que el cineasta presenta en un fantástico remolino de tonalidades pastel. Un envoltorio pop que rodea una temática ambiciosa y mucho más compleja de lo que sus aspectos más prosaicos y carnales dejan entrever.
8.0
Te puede interesar
Últimas noticias