La otra despedida de soltero

¿Qué pasó ayer?

La  comedia norteamericana sufrió en los últimos tiempos una evolución estilística gracias a directores que decidieron apartarse de lo elemental para adentrarse en un mundo más elaborado. Esta camada de directores la integran Greg Mottola (Supercool, 2007), Wes Anderson (Rushmore, 1998), Ben Stiller (Zoolander, 2001) y Todd Phillips; cuya última realización ¿Qué pasó ayer? se encuadra dentro éste género en dónde, además del humor, se puede apreciar un ejercicio cinematográfico.

¿Qué pasó ayer?
miércoles 12 de agosto de 2009
Cuatro amigos viajan a la ciudad de Las Vegas. ¿El motivo? La despedida de soltero de uno de ellos. ¿El conflicto? Ninguno de los tres amigos se acordará a la mañana siguiente lo sucedido la noche anterior. ¿Y el novio? Nadie sabe qué pasó con él.Desde la introducción, el film provoca una ruptura en la linealidad del relato al contar la historia a partir de un flashback. El espectador recibe desde el principio la información que desarrollará la trama: hubo una despedida de soltero, nadie recuerda lo sucedido y el novio está desaparecido. A partir de este hecho se vuelve al inicio para presentarnos a cada uno de los personajes y las acciones que provocarán los hechos. Luego, mediante una elipsis temporal, se pasa al día post suceso y es a ahí dónde los personajes deberán reconstruir todo lo vivido para así esclarecer lo acontecido.Todd Phillips (Starsky & Hutch, 2004) encara el film como una clásica historia de detectives pero en este caso son los mismos involucrados los que ejercerán ese rol. A través de cabos sueltos y de pequeñas premisas tendrán que reconstruir lo sucedido para no solo poder encontrar al novio perdido, sino resolver situaciones que irán apareciendo a medida que avance la investigación. Situaciones que los involucran de manera directa o indirecta. La escena del tigre en la habitación es un claro ejemplo de esto.A diferencia de lo que sucedía en el film protagonizado por Tom Hanks, Despedida de Soltero (Bachelor Party, 1984), en lo que todo se manifestaba de manera explícita, nada de lo que uno pueda imaginar se ve, sino que contrariamente resultan ser sólo vagos recuerdos que pueden o no haber existido. Y en este caso será el propio espectador quien deberá resolver el caso. Actuando conjuntamente con los personajes en la resolución del conflictoEn ¿Qué pasó ayer? se revalida un género que parecía desgastado por la falta de buenas ideas y de buenos autores. Una película en la que lo esencial es lo que (no) se ve. La comedia del año. O al menos de esta primera mitad.
8.0
Te puede interesar
Últimas noticias