EscribiendoCine
19/11/2019 15:26

Un delicado y cautivador retrato de clase social, la ópera prima de Avilés sigue la vida de Eve––papel interpretado por la maravillosa Gabriela Cartol —una joven mucama que trabaja en el hotel más lujoso de la Ciudad de México; una torre de vidrio exclusivamente habitada por ricos huéspedes cuyas vidas imagina a través de los objetos olvidados y a través de su ausencia.

La camarista

(2019)

Jornadas largas y laboriosas ayudando a los huéspedes previenen que Eve le ponga atención a su propia hija, pero cree poder mejorar su situación cuando recibe una promoción para trabajar en las suites ejecutivas, con la condición de llevar un horario aún más agotador. Determinada a poder salir adelante, Eve también se inscribe en un programa de educación para adultos ofrecido por el hotel.

Una nueva amistad con su compañera de trabajo y un coqueteo incómodo y silencioso con un limpiador de ventanas inspiran la valentía que tanto necesita en su vida. Cuando las cosas no resultan como se esperaban, Eve transforma sus exploraciones solitarias y su nuevo coraje es la fuerza necesaria para enfrentar una vida fuera de la prisión de clase-alta en la cual ha estado atrapada, rompiendo reglas y descubriéndose a sí misma en el proceso.

Basada en la obra de teatro homónima escrita y dirigida por Avilés, la cual se inspiró en El Hotel (1980) de Sophie Calle––un proyecto artístico en el cual una artista francesa trabajó en un hotel en Venecia––La camarista se destaca entre una próspera generación de cineastas mexicanas y latinoamericanas. Acompañada por una fotografía impecable, un ojo casi documental y una mirada humanista, la película posiciona a Avilés como una prometedora cineasta al cual seguirle la pista.

8.0

Comentarios