Laura Pacheco Mora
15/07/2019 16:37

Queda claro con este documental que lo "imposible" no existe cuando la motivación y la fe son más fuertes que todos los "no" que podamos encontrar a nuestro alrededor. Dos historias en paralelo se cuentan aquí, tal vez más... la del regreso de un joven suboficial submarinista italiano que fallece en una isla de Sudán, y la de una madre que esperó sus restos hasta su muerte para poder despedirse. Es un realizador argentino el que logra esa misión cargando con un silencioso dolor que en vez de paralizarlo, le otorgó la suficiente fuerza para lograr su objetivo más allá de la muerte.

Volviendo a casa

(2018)

Volviendo a casa (2018) es un documental escrito y dirigido por el activista Ricardo Preve, en el que reconstruye la odisea del naufragio del submarino italiano "Macalle" en el Mar Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, la inimaginable historia de cómo 44 tripulantes -afectados por la inhalación de un gas letal-, sobrevivieron al hundimiento en una isla desierta. Lamentablemente uno sólo de ellos falleció en la isla y fue enterrado allí. 78 años después, Ricardo Preve y un equipo de expertos dedican (y registran) 5 años de trabajo para recuperar el cuerpo de ese único fallecido, el Suboficial Carlo Acefalo, y la proeza de regresarlo a su hogar italiano en el 2018.

El cineasta Ricardo Preve realizó varios trabajos para National Geographic Channel y es conocido por su activismo contra el Mal de Chagas, dirigió y produjo el documental Chagas: un mal escondido (2005), con el apoyo de Médicos Sin Fronteras, entre otros. Con respecto al documental en cuestión, cabe destacar que estando en pleno montaje de Volviendo a casa, sucede la tragedia del Ara San Juan que nos afecta de manera especial a todos los argentinos hasta la actualidad.

El estilo del director a la hora de narrar es muy interesante, existe una coherencia entre el qué y el cómo comunicar el mensaje, tal vez, más difícil de conseguir cuando se trata de un formato documental. Este documento es un claro ejemplo de tener y transmitir certeza y claridad con respecto a lo que propone desde el comienzo. En cuanto a lo técnico, destacar que no sólo tiene un excelente manejo de cámara y dirección, sino que además, y tratándose de un argumento tan delicado, supo darle el movimiento adecuado durante todo el desarrollo del mismo. Utiliza material de archivo de manera interactiva con foco y fuera de foco dirigiendo nuestra mirada, y sólo el necesario consiguiendo captar nuestra atención, logrando un dinamismo que lo distingue de los demás y dejando su impronta como cineasta. Además de los testimonios de familiares y de algunos de los sobrevivientes y de las recreaciones del submarino, los marineros y esa madre que deambula vestida de luto.

La fluidez del agua desde ya que sobresale muchísimo, sin embargo, la intención de Preve es comunicar con ese recurso y no utilizarlo solo para lucirse por su impecable manejo debajo del mar, constituyéndose en otro gran logro.

Si bien esta película podría ser una casualidad por la manera en como el director se entera del caso de Carlo, fueron muchos los factores que interactuaron para conseguir lo que hoy se describe como una verdadera hazaña en una liberadora y sanadora labor para un realizador que relata con una responsabilidad personal, esta historia tan movilizadora. Una madre que literalmente vivió de duelo y esperó los restos de su hijo para poder despedirlo, hasta que falleció, y un comprometido cineasta que tuvo la valentía de regresar un cuerpo que dice mucho, para ser enterrado a su lado. Si bien se trata de un documental, esta historia conmueve hasta las lágrimas por muchas razones, "tiene corazón", y quizás se sienta y valore más porque está presente la voz del autor de manera constante. Historias duras que deben ser contadas y pocos son capaces de realmente lograrlo.

8.0

Comentarios