Juan Pablo Russo
15/07/2019 12:13

En 1995 llegaba a los cines Kids, una controvertida obra sobre el descontrol en la adolescencia dirigida por el prolífico Larry Clark. En ella un grupo de jóvenes skaters vivía la vida entre drogas, alcohol y sexo. Un cuarto de siglo después, el actor Jonah Hill debuta tras las cámaras con un coming of age impresionista, ambientado en la misma época (basado en sus propios recuerdos), con jóvenes skaters y descontrol. En los 90 (Mid90s, 2018) dialoga de forma inteligente con la película de Larry Clark proponiendo una nueva vía, paralela a los relatos fascinantes y sórdidos, que huye de la locura, la provocación y el tremendismo.

En los 90

(2018)

La historia se ubica en la ciudad de Los Ángeles y tiene como protagonista a Stevie (Sunny Suljic), un niño skater de 13 años, que encuentra a través de la práctica de esta actividad una vía de escape a la complicada vida familiar de padres ausentes y un hermano abusador (Lucas Hedges). El skate es una excelente metáfora para hablar de resiliencia, ya que es un deporte que exige intentar mil veces las cosas hasta que salgan. Y en síntesis eso es lo que hace Stevie.

En los 90 es suficiente el recorrido inicial que hace Stevie por la habitación de su hermano Ian para ubicarnos en la época: en las paredes cuelga un poster de Wu-Tang Clan; vemos rondando la revista Source y la colección de CDs con música representativa y VHS se amontonan en una esquina; mientras el armario se desborda con Air Jordans.

Stevie es un chico de pelo ondulado y ojos curiosos que con una sonrisa revela toda su inocencia. Un día observa un grupo de skaters y fácilmente logra infiltrarse en sus aventuras. El grupo está compuesto por cuatro adolescentes. Ray (Na-kel Smith), el mayor y único afro-americano que concentra su atención en lograr hacer una carrera profesional en el skateboard. Por otro lado, está “Fuckshit” (Olan Prenatt), sus amigos lo llaman así por ser la manera en que inicia cada frase. Ruben (Gio Galicia) quien es el más joven del grupo antes de la llegada de Stevie, y el último integrante es “Cuarto Grado” (Ryder McLaughlin), apodo que implica su capacidad intelectual. La inocencia y educación de Stevie contrarrestan a los de sus nuevos amigos, sin embargo, hay un espacio para él en el grupo, mientras se la pasan fumando, montando skates y haciendo chistes sin sentido.

En los 90 es un relato iniciático que transpira verdad lleno de luces y sombras, de instantes fugaces de felicidad y de angustia existencial por lo que está por venir, un estado de ánimo contradictorio que se transmite a través de una puesta en escena visualmente áspera (fue filmada en súper 16 mm) y un encuadre preciso; sumado al ingenio de los diálogos y el carisma del elenco juvenil, y por supuesto a su increíble soundtrack y dirección musical. Hill trabajó con los compositores Trent Reznor y Atticus Ross (miembros de la banda de rock Nine Inch Nails y ganadores del Oscar por su banda sonora para Red Social), quienes proporcionan una curaduría musical impecable con cortes estratégicos en cada escena, más cerca de la melancolía que de la nostalgia mal entendida.

7.0

Comentarios