Juan Pablo Pugliese
09/04/2019 22:25

En su segundo largometraje, Daniel Nolasco no solo sigue a los concursantes de Mr. Leather 2018 en San Pablo. La película toma como punto de partida este evento para retratar un estilo de vida con un tono para nada solemne donde el humor le da fluidez al relato hasta el final. 

Mr. Leather

(2019)

Deh Leader, Kake, Dom PC y Maoriguy van a competir por el título de Mr. Leather 2018. Nolasco los presenta uno a uno y la fascinación que tienen con las prendas de cuero, objeto que dispara múltiples sensaciones. Con entrevistas individuales a ellos y a Dom Barbudo, Mr. Leather 2017, los protagonistas revelan el origen de su predilección.

El realizador elige un tono por demás acertado. Al principio de la película, un narrador nos guiará para contarnos la historia de los precursores de la estética leather y de los comienzos del concurso en Brasil. Luego dará paso a las introducciones de los que competirán por el tan ansiado título que les permitirá disputar el Mr. Leather internacional en Chicago.

Nolasco emplea el certamen para hablar sobre el movimiento BDSM (siglas de “Bondage”, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Dominación) que guarda una relación directa con la utilización del cuero para encontrar formas de explorar la sexualidad. Y lejos de caer en la solemnidad que se podría prever, cuenta con ciertos elementos para comunicarlo de una manera fluida.

Y esto lo logra principalmente a través de dos formas: la primera es la figura del narrador del que nunca sabremos el nombre porque no es relevante pero es quien nos conducirá a través de todo el documental. Y la otra es la banda de sonido que embellece cada una de las secuencias introductorias de los concursantes.

Mr. Leather (2018) nos invita a descubrir un mundo, un estilo de vida del que se habla mucho pero se sabe muy poco.  

8.0

Comentarios