Emiliano Basile
08/04/2019 01:58

Lo interesante de este documental de Peri Azar es que no se queda con la mirada nostálgica y melancólica sobre las grandes orquestas de jazz que fueron furor en la década del 40 en Argentina, sino que busca revivirlas en el presente, dándole vitalidad a “Héctor y su Jazz” para que siga existiendo mientras escuchamos sus partituras.

Gran Orquesta

(2019)

Un baúl con partituras llenas de polvo aparecen en un volquete. La directora Peri Azar busca el origen de esos papeles y, como un cofre mágico que se abre, da paso a un mundo olvidado que hizo brillar -y bailar- a toda la población en la primera mitad del siglo XX. Una de las tantas grandes orquestas de jazz era la de Héctor Lomuto (hermano del famoso hombre de tango y fundador de SADAIC, Francisco Loumuto). La orquesta alcanzó el nivel de las grandes bandas americanas y llegó a contar con 30 músicos entre los que se destacan Lois Blue, Pepe Corriale, Mario Sansone, Luis Comitini y Eddy Pequenhino.

Gran Orquesta (2019) traza tres ejes de narración que irá alternando a medida que pasan los minutos. El primero es la historia, remontarse a los años gloriosos, con jugoso material de archivo tanto visual como sonoro, con pistas y melodías de antaño. El segundo encuentra a los hijos, amigos y admiradores de aquellos legendarios músicos, los especialistas en datos concretos que ayudan a reconstruir la memoria colectiva. Por último, la preparación de la puesta en valor de la música de Héctor y su jazz en manos de Sergio Pángaro, Cocó Muro, Valentín Reiners, Abel Corriale y la Big Band del Conservatorio Municipal Manuel de Falla, quienes harán revivir la música y traer al presente el descubrimiento del pasado.

El trabajo arqueológico de recuperar objetos del pasado y la reflexión sobre la memoria histórica de los argentinos es fundamental para este trabajo, pero sólo termina de completarse al darle vida concreta a las partituras, haciéndolas sonar nuevamente. La música tiene la fuerza del aquí y ahora, se hace presente y vive en el momento en que se escucha. Porque la época puede que ya no vuelva y las Big Bands sean un producto del pasado pero la música rompe la barrera temporal al tocarse en las mismas condiciones para las cuales fue escrita.

Gran Orquesta es una película rica en términos documentales pero sobre todo musicales, porque nunca olvida la esencia del material con el que trabaja y lo revaloriza cuando se explora en la sala de ensayo, y grandes músicos lo amoldan y estudian para reproducirlo nuevamente. Así, una sensación alegre y amena queda sobrevolando en el aire con la vitalidad que busca trasmitir la música compuesta a partir de esas melodías que al ser escuchadas una vez más logran perdurar en el tiempo.

8.0

Comentarios