Emiliano Basile
14/05/2018 09:57

El cineasta chino Jia Zhang Ke regresa luego de la genial Lejos de ella (2015), con otra historia sobre el amor de una mujer (Zhao Tao) por su pareja a quien sostiene a fuerza de convicción y coraje. Pero también, el film traza un paralelo con la China actual, mostrando de contexto la melancolía de un país en declive.

Esa mujer

(2018)

Corre el año 2001 y Qiao (Zhao Tao) es la única mujer en la casa de apuestas clandestinas de su hombre Bin (Fan Liao). Ella regentea el lugar y se hace cargo de conflictos menores. Cuando una banda rival los ataca se ve obligada a utilizar un arma ilegal. Presa por la ley por no declarar en contra de su novio, la mujer comienza su calvario y resurgimiento.

Lejos de transitar un camino de venganza, Qiao realiza un viaje introspectivo de reencuentro con sí misma. La película comienza como un film sobre el sometimiento femenino en ambientes manejados por hombres para, de manera inteligente, hacer un giro hacia otro mucho mas complejo: aquel que muestra una mujer dispuesta a todo en un profundo acto de amor, que elige cargar con su pareja ahora con un problema físico, incluso en contra de su propia libertad e independencia. Qiao es una mujer que, después de intentar en ese viaje rehacer su vida aprendiendo a defenderse sola y a ser económicamente auto sustentable, decide quedarse con su hombre.

En paralelo a la historia de Qiao podemos leer la historia de China, desde el año 2001 hasta la actualidad. Jia Zhang Ke encuadra cada escena con planos generales para asociar ambas historias. La mujer que resiste y se reinventa por amor a pesar de las carencias afectivas que su país le brinda. Un canto de amor a la resistencia.

Esa mujer (Jiang hu er nv, 2018) no anda con facilismos, es una obra compleja que busca plantear algo del orden de lo incomprensible pero sumamente humano: el amor incondicional a pesar de todo. Como todos los personajes femeninos del director chino, Qiao demuestra su valor en las acciones, su fuerza en los resultados, y su decisión más allá de, a simple vista, condicionamientos sociales. Feminismo con todas las de la ley.

8.0

Comentarios