Rolando Gallego
03/04/2018 08:01

Más de 45 años separan la primera incursión de Mazinger Z en el universo animado y Mazinger Z Infinity (2017), de Junji Shimizu (One Piece, Yu-Gi-Oh!), película que retoma, con gran acierto, al famoso robot y sus enemigos, en una propuesta simple que sirve de homenaje y preámbulo para nuevas incursiones cinematográficas y televisivas.

Mazinger Z Infinity

(2017)

Generaciones que vivieron su infancia durante los años ochenta del siglo pasado, recordarán el combo de animación que en el viejo Canal 9 de Alejandro Romay, incluyó series como Robotech, Los Pitufos, Silverhawks, Gi Joe, entre otros, y por supuesto Mazinger Z, un verdadero suceso que se replicaba en primeros VHS recopilatorios, álbumes de figuritas y merchandising.

En esta oportunidad Mazinger Z Infinity propone, desde el guion de Takahiro Ozawa, la recreación del espíritu inocente que atravesaba la serie, la que, con el correr del tiempo, y la incorporación de cientos de robots villanos, emulaba combates y enfrentamientos dignos de películas clase B de ciencia ficción, con moralejas finales acerca del trabajo en equipo y la importancia de la amistad y el amor como motores de la vida.

Koji Kabuto regresa al centro de investigación de energía fotónica del monte Fiji, tras años de haber huido sin dejar rastro sobre su paradero luego de la última batalla en la que manejó a Mazinger. En el instituto Sakaya dirige los destinos de los científicos, y se siente abrumada al conocer el dato del regreso de Kabuto por su pasado amoroso junto a él. En paralelo el descubrimiento de un gigantesco robot ancestral, despertará la curiosidad de aquellos que creían que la leyenda del gran Mazinger Z había quedado tan sólo en el recuerdo, convirtiéndose en el nuevo objeto de deseo de los buenos y los malos de la historia. Koji deberá asumir su verdadero rol en el centro de la acción, retomando el contacto con sus viejos compañeros Boss y los profesores Nossori, Morimori y Sewashi, para detener los intentos del Dr. Infierno y su secuaz, el Barón Ash, quienes querrán controlar la Tierra a partir de la energía fotónica.

La película suma fuerza al eludir la incorporación de animación de avanzada, respetando el trazado gráfico de las primeras series, convirtiéndose en un gran producto nostálgico que suma, además, a nuevas generaciones fanáticas del manga, animé y derivados a la pantalla. La lucha entre el bien y el mal siempre rinde, y más cuando siniestros robots con infinidad de armas, pelearán con el gigante Mazinger, capaz de irradiar rayos de su pecho, golpear con sus puños voladores, o simplemente ver abordar a Kabuto a la pequeña nave que maneja los movimientos del emblemático robot.

A diferencia de sus predecesoras adaptaciones cinematográficas, que en realidad eran episodios especiales de los programas y que con habilidad los distribuidores locales exhibían en los recesos escolares para traccionar a los fanáticos de la serie, Mazinger Z Infinity propone una nueva mirada a la clásica de lucha y acción que atrapó a todos. El público encontrará una historia simple que responde a un género específico de animación, pero además podrá deleitar su vista con los coloridos enfrentamientos entre los dos bandos que componen los grupos contendientes de la trama.

Mazinger Z Infinity suma a la pantalla la posibilidad de recuperar uno de los íconos animados de todos los tiempos, a la par que avanza en un relato sobre la búsqueda de la identidad, el sentido de la vida, y la posibilidad del trabajo en equipo para llegar a la meta.

8.0

Comentarios