Damián Moreno
06/03/2018 13:35

A lo largo de los años, el cine bélico ha sabido contar historias que representen un tema en específico: definir la palabra patriotismo. Este es el caso de Tropa de héroes (12 strong, 2018), un film que tiene en el desarrollo de dicho término su único objetivo. 

Tropa de héroes

(2018)

El diccionario explica que el patriotismo es un pensamiento que vincula a un individuo con su patria. Es el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia. Es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia o también a una nación. Sin embargo el director Nicolai Fuglsig quiere tener una nueva explicación a esta palabra.

El film relata que tras los atentados del 11 de septiembre un equipo de fuerzas especiales de la CIA, liderado por su capitán (Chris Hemsworth), es enviado a Afganistán para desmantelar a los talibanes. Tras conseguir introducirse en secreto en el país, deben perseguir cabalgando al enemigo por el montañoso terreno e intentar capturar a Mazar-i-Sharif.

Pero pronto se ven sobrepasados en número y envueltos en una peligrosa situación, con sus vidas corriendo un grave peligro. Si, así es la típica película donde Estados Unidos sale a resaltar su ego de heroísmo, donde ellos creen que lo pueden todo.

La dirección y actuación de los protagonistas son para destacar, sin embargo el guion refleja una clara publicidad a las fuerzas miliares de un país que de a poco se va creyendo el dueño del mundo.

El espectador puede llegar a impactarse cuando sepa que esas imágenes vistas en la sala de cine pertenecen a la realidad. Sin embargo será muy raro que tenga una afinidad con los protagonistas -en todo caso a la distancia- por la poca simpatía que genera la cinta de Fuglsig salvo que comparta la nacionalidad norteamericana.

Tropa de héroes intenta reforzar el patriotismo, es decir, contar que los yanquis son los buenos y sus valores morales correctos, y que el mundo debe ser como ellos. Y quién no esté a favor del “Tio Sam”, es el villano de la historia.

4.0

Comentarios