Juan Pablo Russo
12/07/2017 23:05

Siguiendo los lineamientos del documental de observación la chilena Lorena Giachino Torréns retrata las contradicciones de Timoteo, quien por más de 40 años ha recorrido Chile con su circo de transformistas y hoy se debate entre el retiro o la continuidad, con todo lo que eso le acarrea no sólo a él sino a quienes forman parte de la familia artística.

El gran circo pobre de Timoteo

(2013)

No todos los circos son como el Cirque Soleil, ni mucho menos. René “Timoteo” Valdés fundó su circo y durante más de cuatro décadas recorrió Chile de punta a punta. Aún en tiempos del dictador Pinochet. El gran circo pobre de Timoteo (2013) tiene la particularidad de estar integrado por transformistas gays que a lo largo de la vida crearon lazos formando una familia. Cada uno de sus integrantes solo tiene el circo. Pero Timoteo ve como se acerca el final, problemas de salud, problemas económicos y más problemas no hacen más que ponerlo frente a una encrucijada. ¿Es momento de decir adiós y pasarle la posta a otro? ¿Dejar que el circo muera? ¿Seguir pese a la decadencia? Preguntas que Timoteo se hace y que a lo largo de la película intentará responderse o al menos encontrar alguna solución.

Lorena Giachino Torréns observa y lo hace desde la honestidad. Sin tomar partido y evitando poner en ridículo a los personajes que retrata. Algo muy frecuente en cierto tipo de documentales actuales y que por el tipo de personajes bien podría haber caído en la tentación. La cámara se centra en cada uno de los integrantes de esa especie de familia para mostrarlos en una intimidad alejada del maquillaje y los brillos. De ese falso glamour campechano que ponen en escena. Podría haber optado por explotar la decadencia, lo bizarro, pero no. Eligió contar la historia desde la melancolía y principalmente con respeto.

La elección de hacer foco nada más que en el momento actual hace que la historia gane, porque sin duda querer abarcar sus orígenes, como sortearon el paso por la dictadura o lograron aceptación dentro de una sociedad conservadora como la chilena hubieran sido temas para otra película.

6.0

Comentarios