Rolando Gallego
07/02/2017 23:02

Tras múltiples adaptaciones en cine y televisión, entre ellas Lego Batman: La película Los superhéroes se unen (Lego Batman: The Movie DC Superheroes Unite, 2013) realizada para televisón, llega LEGO Batman: La Película (The Lego Batman Movie, 2017), una nueva visita con frescura, originalidad e incorrección sobre el universo creado por Bob Kane, y DC Comics.

LEGO Batman: La Película

(2017)

LEGO Batman: La Película pone el foco en Batman y sus vínculos, comenzando por él mismo, el Guasón, el resto de los villanos, la Liga de la Justicia, Bárbara Gordon y Robin, por mencionar sólo algunos de los personajes que son parte del film, y cómo cada decisión que vaya tomando sobre éstos repercute en la dinámica diaria de ciudad gótica y el resto de los habitantes.

El Guasón quiere el protagonismo (cuándo no!) y con un planteo algo extraño (“No hay nada especial en nuestra relación?”) le exige a Batman una respuesta acerca de lo que significa para él el estar hace tantos años jugando al gato y al ratón. Pero Batman, más que nunca, es presentado como un ser egocéntrico, megalómano, individualista, que no puede mirar más allá de sus narices y a quien lo único que le interesa es poder comer su langosta termidor al finalizar cada jornada de lucha contra el crimen. Ante la negativa de Batman por destacar la relación que tienen, El Guasón, asume un plan por medio del cual no sólo dejará de lado al resto de villanos y archienemigos del encapotado, sino que se entregará a la justicia para pasar sus días tras las rejas.

En apariencia bien podría tratarse de cualquier episodio de la saga, pero esto es sólo el puntapié inicial para que la magia del cine transforme a los juguetes de la conocida empresa de entretenimiento infantil y los ponga al día en un producto que ofrece una puesta al día, irónica, irreverente, luminosa y divertida, trastocando los cimientos del universo DC y de la propia esencia del personaje encapuchado.

El guión traduce el costado egocéntrico de Batman mencionado en noches de cine, viendo Jerry Maguire (1996), riéndose del sufrimiento del personaje ante su prometida, o en la negación a aceptar a Robin como su hijo. Cuando LEGO Batman: La Película juega, avasalla al espectador, sea niño, adulto, o ambos, con una multiplicidad de referencias a la cultura pop y al personaje en sí, algo que refuerza lo lúdico de la película y que supera, en algunos casos, a adaptaciones forzadas previas a esta realización.

Si hay algo que criticar a la propuesta, es que si La Gran Aventura Lego (The Lego Movie, 2013) se mostró transgresora, acá ese avance del universo adulto sobre el infantil, en realidad, se contrae, para terminar generando un producto más estándar sin tanta incorrección. Igualmente esa ausencia se completa con la incorporación del Universo WB y una serie de villanos antológicos de films clásicos -Gremlins, King Kong, Harry Potter, etc.- que vienen para potenciar la historia al revertir la maldad de algunos enemigos y ligarlos a Batman.

LEGO Batman: La Película es divertida, apelando al doble sentido, al gag y -lo más importante- el no tomarse en serio al clásico personaje, el que, en este contexto, deja de lado la oscuridad y se cambia a un lugar que ni él sabe adonde lo llevará pero que en el transcurso de la película se disfruta a pleno.

7.0

Comentarios