Juan Pablo Russo
21/11/2016 16:56

La siesta del Tigre (2016), incursión en el cine documental de Maximiliano Schonfeld (Germania, La helada negra) sigue con la línea estética y espacial que caracteriza su obra, pero esta vez a través de la observación de un grupo de hombres que va detrás de una leyenda que les podría cambiar la vida.

La siesta del Tigre

(2016)

Cinco habitantes de Crespo (ciudad natal del director) se internan en la selva entrerriana en busca del Tigre con dientes de sable, cuyo hallazgo les asegurará un cambio de vida y un futuro promisorio. Pero pasan los días, la presa no da señales, y el desánimo los agobia.

Schonfeld construye un relato poético a partir de lo observacional, siguiendo al grupo a través de días y noches donde pareciera que el tiempo no transcurriera. Lejos de la civilización y con pocos recursos buscan en la abulia del tiempo que les sobra como pasar cada instante sin dejarse caer ante el fracaso y poder continuar hacia una victoria un tanto ingenua.

Con La siesta del Tigre Maximiliano Schonfeld vuelve a Entre Ríos, espacio físico que sirve como hilo conductor de toda su filmografía, haciendo hincapié en la construcción visual y sonora para contar una gran historia a través de los tiempos muertos. A medida que la trama avance ya no importará el tesoro, el tigre o sus dientes, sino que el foco serán estos cinco hombres con sus historias mínimas y sus sueños de un futuro de grandeza que nunca llegará.

6.0

Comentarios