Juan Pablo Russo
09/11/2015 01:11

En Cómo funcionan casi todas las cosas (2015) Fernando Salem (creador de  La asombrosa excursión de Zamba) debuta en el largometraje con una road movie suburbana en la que se mezcla realismo mágico con entramado social. La película se llevó el premio a la Mejor Dirección de la Competencia Nacional del 30 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Cómo funcionan casi todas las cosas

(2015)

Celina (Verónica Gerez) trabaja en un peaje, muere su padre, un vendedor de enciclopedias de esos que van de ciudad en ciudad, y decide ocupar su lugar, creyendo que así va a ganar más dinero para poder emprender un viaje a Italia en busca de su madre abandónica. Celina recorrerá un camino iniciático por diferentes parajes, donde no venderá ninguna enciclopedia pero si obtendrá diferentes pistas que la llevarán al verdadero paradero de su madre.

Las comparaciones con Ciencias Naturales (2014), película a la que indudablemente debe enfrentarse Cómo funcionan casi todas las cosas, resultan inevitables. Además de compartir productor, ambas son una road movie con un viaje por el interior de una provincia, una Córdoba, la otra en San Juan, en las dos se parte de una muerte, se busca a un progenitor al que no se conoce más que por algún dato aleatorio. Si en una era acompañada por una maestra en la otra será por una compañera de trabajo. Las diferencias entre ambas recaen en el abordaje y la narración. Mientras que Ciencias Naturales focalizaba sobre el tema social de un modo realista y dramático, en Cómo funcionan casi todas las cosas Salem apuesta al realismo mágico, pero con conciencia social, y algunos toques de comedia.

Fernando Salem muestra un gran virtuosismo en como filma, encuadra maravillosamente y cada plano es de un preciosismo absoluto. También en la dirección de actores con grandes trabajos de Verónica Gerez, Pilar Gamboa y la siempre destacable María Ucedo, en el uso del color virado a un sepia que remarca la meláncolía del personaje y en el manejo de los espacios naturales con grandes planos abiertos. Y más allá de las coincidencias narrativas, que terminan siendo parte de una casualidad, y alguna que otra resolución un poco forzada, Cómo funcionan casi todas las cosas marca el debut de un director al que habrá que seguir atentamente.

7.0

Comentarios