Juan Pablo Russo
16/04/2015 18:40

La actriz y ahora directora Victoria Carreras (Puerta de Hierro, el exilio de Perón, El sexo de las madres) incursiona con su ópera prima documental en la relación que Tita Merello entabló con su familia. Pero Merello x Carreras (2015) no solo es una película sobre “la Merello” sino que también le sirve a la novel realizadora para hablar del clan Carreras en primera persona.

Merello x Carreras

(2015)

Tita Merello y los Carreras tuvieron una relación fraternal nacida a partir del vínculo artístico y que se acrecentó gracias a cierta vecindad. Pese a que era reacia a ser filmada o fotografiada, un par de "videos familiares", realizados durante esos almuerzos en los que Tita también participaba, se convierten en el único material sobre la intimidad de la mujer del bicentenario, símbolo de una época, y que la cineasta rescata de una caja de recuerdos para mostrarla desde un lugar desconocido.

Victoria Carreras utiliza como hilo conductor del relato un "home video" para contarle a su hija quien fue Tita Merello. Pero Merello x Carreras no es una biopic sobre la estrella argentina ni tampoco intenta serlo. No indaga sobre su vida ni su obra más allá de los recuerdos que la realizadora posee sobre la relación familiar. Hay material de archivo de videos caseros, algunas imágenes de las películas en las que trabajó bajo la dirección de Enrique Carreras y una grabación de su última temporada en Mar del Plata que se mezclan con anécdotas durante una charla de cocina entre madre (Mercedes Carreras) e hija (Victoria Carreras). El resto serán las impresiones de la directora y una especie de tour "merellesco" junto a su hija Carolina.

Desde su título Merello x Carreras deja en claro quién tendrá el punto de vista de esta película y es algo que no se traiciona. Es la visión de alguien que se vinculó con la Merello, que es parte de un clan de artistas y que quiere transmitir su legado a partir de eso. Y dentro de esa pretensión logra honestidad y un buen resultado final.

6.0

Comentarios