Emiliano Basile
10/04/2014 23:44

Mujeres que juegan al fútbol. Un tema casi tabú en la sociedad machista argentina. Reconocidos periodistas deportivos expresan su visión del deporte amateur y las posibles causas de la marginalidad en la que se encuentra. Gastón Recondo y Víctor Hugo Morales, son algunas de las caras conocidas que aparecen en el documental de Ginger Gentile y Gabriel Balanovsky.

Mujeres con pelotas

(2014)

Mujeres con pelotas (2014) es un interesante trabajo porque trata un tema invisibilizado por varias cuestiones, por un lado la cuestión de género y por otro la marginalidad de sus participantes. Las mujeres siempre han tenido que imponerse ante los hombres en la historia de la humanidad. Siempre en situaciones adversas, difíciles y complicadas. Y más aún si intentan ejercer un rol social para el cual no fueron criadas, y más aún si vienen de clase social baja. La película se centra en el equipo de fútbol femenino de nombre “Aliados de la villa 31” y su entrenadora.

Lo atractivo de este trabajo es su capacidad para tratar desde un tema particular, problemáticas más universales que se evidencian espontáneamente. “No es un deporte para chicas”, dicen algunos y desacreditan automáticamente el esfuerzo y voluntad de las chicas. Pero tambien está presente la clase social pobre a la que pertenecen, otra imposición para desarrollar libremente su actividad.

La AFA (Asociación de Fútbol Argentino) viene esquivando los pedidos de legitimidad del fútbol femenino. “Es una cuestión de dinero” opinan algunos. El fútbol es un negocio y el femenino no genera ingresos, cuestión que supera impedimentos genéricos, o comentarios machistas retrógrados. Pero ellas luchan igualmente por su causa, por el reconocimiento, sin dinero pero con pasión y esfuerzo. Hasta perfeccionan la técnica día a día y logran un juego más vistoso en comparación con el friccionado fútbol argentino.

Mujeres con pelotas tiene la virtud de denunciar la situación que atraviesa el fútbol femenino en Argentina, de manera informativa y descriptiva, pero nunca victimizando a las deportistas sino mostrándolas como luchadoras incansables por la causa. Todo en apenas una hora de duración y con mucho ritmo, más que cualquier partido del Fútbol para todos

7.0

Comentarios