Emiliano Basile
01/05/2014 16:24

En los cuentos de reyes y princesas los nobles suelen tener el mejor trato dentro de una sociedad divida en categorías. Pero para llegar a serlo hay un trabajo doloroso que hacer no siempre contado. 

La Reina

(2014)

El cortometraje de Manuel Abramovich centra la cámara en Memi, una niña pre adolescente que gana un concurso de belleza. Apenas puede ser consciente del orgullo que produce en su madre, menos entenderá la obsesión de la misma por querer hacerla desfilar en el carnaval.

Toda reina tiene su corona, y a modo de vía crucis, deberá cargar con "el peso" sobre su cabeza. El corto La Reina (2014) es un crudo trabajo que sólo observa de cerca la brutalidad implícita de una madre hacia su hija por el simple hecho de verla desfilar como reina de carnaval. La corona pesa cuatro kilos y para que no se le caiga le colocan precintos a la niña en su pelo. Y para asegurarla aún más recurren al "poxipol". La tortura es total y duele literalmente ver las reacciones de la niña al respecto, mientras su madre minimiza los hechos para lograr su cometido.

Pero el mayor impacto lo da la naturalidad con que Abramovich retrata la situación, mostrada por los adultos como un ritual "normal" que hay que soportar para brillar en la pasarela. Los comentarios fuera de campo visual lo dicen todo: "hay que dar todo por el carnaval".

9.0

Comentarios