Rolando Gallego
29/07/2020 05:31

Prode (2020), el largometraje debut del realizador cordobés Mauro Beccaria (La toma), propone un viaje hacia los años ochenta, y en ese retorno cuenta también la historia de un país, que vivía pendiente de los resultados del fútbol, para ver si, a partir de aciertos, podía convertirse en millonario, o, al menos, pagar algunas deudas contraídas.

Prode

(2020)

El director, hábilmente, reconstruye en el documental, con imágenes de archivo y testimonios, un hecho particular del año 1984 y que tuvo como protagonista al equipo Racing de Córdoba frente a un reñido encuentro con el club Ferro. Es a partir del relato de los propios protagonistas que la situación, sin precedentes en el fútbol argentino, puso de manifiesto una laguna en el sistema del juego de apuestas, y también, la necesidad de incentivos y estímulos del equipo mediterráneo, quien se mancomunó para concretar el anhelo no solo de ganar el partido, sino también, el de “salvarse económicamente”.

Construida a partir de entrevistas e imágenes mediatizadas, Prode se inscribe en una línea de producciones documentales que recuperan hechos del folklore popular, conocidos por todos, pero no por ello imposibles de contar de una manera novedosa.

Mauro Beccaria relata cómo el equipo cordobés tuvo en sus manos una posibilidad única, la de definir la posibilidad de triunfar en la cancha y, con esa victoria, además, hacerse con un botín de dinero, al ganar el premio de la semana del juego con su resultado vencedor.

Para los que no vivieron por esas épocas, el prode, era un juego que permitía apostar sobre resultados de los partidos de fútbol semanales. Al comprar una boleta y determinar por predicciones posibles resultados de los partidos, si estos coincidían con los reales, a mayor cantidad de aciertos se obtenía una determinada suma de dinero, la que, en algunos casos, permitía que el ganador, o ganadores, se dieran la gran vida.

La principal virtud del relato, reside en la habilidad de Beccaria para dosificar la información, y construir, gracias a la recopilación de testimonios, el derrotero de los 90 minutos, la previa y la resolución, con momentos de lograda tensión. El resultado se sabe, porque se lo intuye desde los indicios desperdigados al comienzo de la película, y hasta se lo enuncia, pero lo que no se puede intuir por todos es la resolución final, con una vuelta de tuerca digna de la mejor comedia de situaciones.

“El azar los encontró haciendo algo más que jugando al fútbol”, dice alguien por ahí en el devenir del relato, y ese algo más que se menciona será la premisa con la que tanto el director como el espectador deberán desentrañar, para descubrir en conjunto, recopilando información y sacando conclusiones casi al unísono, el desenlace del asunto.

A su vez, la propuesta configura un homenaje en imágenes a Jorge Pedro Marchetta, director técnico del equipo en cuestión y una de las figuras claves del fútbol cordobés. En sus palabras, además, se configura una historia personal de superación, ya que tras sufrir un ACV allá por 2006, el “negro”, tal como se lo conoce, pudo gracias a la rehabilitación, superar el complicado momento y participar, entre otras cosas, de este documental.

Película ideal para conocer más de un pasado poderoso del fútbol argentino, donde, además, se revelan fragmentos de la historia social de un pueblo que en el deporte y las apuestas supo configurar momentos de ocio y entretenimiento cargados de tensión y expectativas, alojando en el fútbol deseos de progresar y crecer económicamente.

6.0

Comentarios