Adrián Monserrat
04/09/2019 13:41

Louis Garrel (Los soñadores) protagoniza y dirige Amante fiel (L'homme fidèle, 2018), una comedia romántica francesa tan fresca como placentera.

Amante fiel

(2018)

Sin dudas que con este actor y director francés estamos en presencia de un autor que va a dar mucho que hablar. Si queremos historias que muestren relaciones con una cuota de drama evaporada por la comedia este es nuestro camino. Amante fiel nos va a contar cosas terribles atravesadas con una edulcorada carta de glamour.

El comienzo de esta película es digno de una obra de Woody Allen. Allí el personaje de Garrel es sorprendido por su novia que le cuenta que está embarazada. Él no puede ocultar su felicidad hasta que ella lo sepulta diciéndole que ese hijo que espera no es de él, sino de su mejor amigo. Una escena que marca la pauta de lo que vamos a ver. Una escena interpretada de manera maravillosa.

Garrel dirige su segunda película con total soltura y sin temer en utilizar aquellos recursos vapuleados por el espectador y la crítica. Un triángulo amoroso, confusiones y malos entendidos por doquier, un nacimiento, una muerte y un protagonista hipnotizante. Todo eso podemos encontrar en esta obra que utiliza dos perspectivas para contar la historia: la narración del protagonista se entremezcla con la postura de su enamorada, una joven que desde pequeña muere por él.

Apenas 75 minutos dura esta película que le dió al francés el premio a Mejor Director en el último BAFICI. Apenas 75 minutos que nos dejan con ganas de más gracias a la versatilidad y dinamismo que presenta. Nada de linealidad. Nada de no expresar sentimientos. Amante fiel está hecha con el corazón, un corazón parisino.

7.0

Comentarios