Laura Pacheco Mora
02/07/2019 17:46

Según un proverbio chino, toda crisis es oportunidad. Lo corroboraremos con esta historia simple, realista y profunda; cuando algo se quiebra en el seno familiar, los lazos afectivos fluctúan, ofreciendo nuevos matices que nos empujan a reinventarnos. ¿Será capaz este padre, funcionario público y estructurado, de reconstruir el lazo afectivo con sus hijas?

El verdadero amor

(2018)

El verdadero amor (C'est ça l'amour, 2018) arranca su relato con la historia de Mario (Bouli Lanners) que, desde que su esposa Armelle (Cécile Rémy-Boutang) abandonó el hogar, sostiene solo la casa y cría a sus dos hijas. Frida (Justine Lacroix) de 14 años, que está en la etapa del despertar sexual y lo culpa porque su madre se marchó, y Niki (Sarah Henochsberg) de 17 años, que parece comprender la situación y apoya a su padre. Mario se entera de que su mujer conoció a otro hombre, sin embargo sigue esperándola, mientras debe lidiar con temáticas que para él son nuevas, puesto que se da cuenta que no conocía a sus hijas como pensaba y que crecieron muy rápido.

El estilo de Claire Burger en dirección y guion resulta muy astuto, desde la elección de cada actor y el ingenioso manejo del guion, -estructura dramática sólida-, nos brinda la información necesaria para comprender la historia tácitamente, sin llegar a ser rebuscada ni pretenciosa. La intención de la directora es clara: transmitirnos un mensaje crucial para un padre de hijas adolescentes, que se encuentra con una situación que debe afrontar, consiguiendo la empatía en el espectador o el rechazo, puesto que se muestra humano y débil.

Burger maneja el lenguaje y código familiar de manera sutil, y en paralelo, el de un adulto que se descubre a partir de ser abandonado por su esposa como disparador y todo lo que se pone en riesgo en él ante esta situación con la que debe lidiar, y lo hace con un gran amor que conmueve con el ritmo adecuado, al igual que las actuaciones y las escenografías, todo es de una enorme y elogiable credibilidad. Si se analiza, existen escenas muy interesantes que connotan la justificación de cómo cada personaje llegó a tomar esa actitud en la vida y cómo este detalle es de carácter subjetivo. Lo dejo a criterio de cada espectador.

A este hombre mayor, acostumbrado a ser de una manera y dependiente del amor que aún siente por su esposa, todo le sorprende y no logra describirse en un grupo de teatro cuya propuesta es que actúe de él mismo. Luego de un profundo viaje hacia el interior donde experimenta cuestiones nuevas, se desestructura completamente al presentarse como un funcionario del gobierno y algo más... Solo así, logra enseñarle a sus hijas a que aprendan a asumir riesgos por su cuenta, ni más ni menos... pequeño detalle que todo padre tiene la oportunidad de analizar al conectarse con esta película.

7.0

Comentarios