Damián Moreno
25/10/2018 14:37

El director Albert Hughes dirige ALFA (2018), una épica historia de un muchacho con su fiel amigo que indaga en los orígenes de la amistad entre el hombre y el perro.

ALFA

(2018)

Una aventura ubicada en la última Era del Hielo, más precisamente en Europa, 20.000 años atrás. Mientras participa en su primera cacería con el grupo élite de su tribu, un joven resulta herido y es abandonado al considerarlo muerto. Al recobrar la conciencia se encuentra lesionado y solo, debiendo aprender a sobrevivir en medio de la dura e implacable naturaleza. Con reticiencia doma a un solitario lobo alejado de su manada y ambos dependen uno del otro, convirtiéndose en inverosímiles aliados que resisten incontables peligros para hallar el camino a casa antes de que llegue el letal invierno.

La sinopsis deja bien en claro a qué género pertenece esta cinta protagonizada por Kodi Smit-McPhee, una aventura que funciona de manera correcta. No obstante el primer acto es bastante lento y tiende a aburrir un poco al espectador, pero esta historia de amistad entre el hombre y su can genera empatía al instante, entregando un momento bastante meloso y agradable a la platea.

Al poco diálogo que posee el relato cabe destacar que la película está subtitulada, ya que los personajes hablan en un lenguaje prehistórico, siendo muy difícil de encontrar un film comercial dirigido al gran público en estas condiciones. Es una interesante y arriesgada opción, ya que resulta más realista que los personajes hablen de esta forma y no en inglés (y haber sido doblada posteriormente).

ALFA está dirigida a un público familiar con algunos toques de cine arte pero, así y todo, al cinéfilo acérrimo no le deja nada nuevo.

6.0

Comentarios