Juan Pablo Russo
15/04/2018 18:34

Un revelador documental sobre su padre, militante político y homosexual fallecido a finales de los años 90, es la carta de presentación de Agustina Comedi con su ópera prima El silencio es un cuerpo que cae (2018).

El silencio es un cuerpo que cae

(2018)

Jaime murió en un accidente doméstico una tarde cuando Agustina era aun una niña en tránsito a la adolescencia. Ella solo recuerda algunos viajes y una cámara con la que su padre filmaba. La misma que tenía la tarde en que murió al caer de un caballo. Ella conoció su vida cuando él ya no estaba y es a partir de ahí que pudo entender el silencio que rodeaba a ese cuerpo.

Militante de la Vanguardia Comunista, amigo de Manuel Mújica Laínez, homosexual, ex novio de Néstor, cultor de la noche cordobesa en las décadas del 70 y 80, amigo de transformistas, gays, lesbianas, viajero inclaudicable, padre frustrado, se casa inesperadamente con la madre de Agustina que nace en el año 86. El mismo día que muere su pasado.

Documental de montaje e investigación, trabajado desde la técnica found footage, El silencio es un cuerpo que cae se estructura a través de la recuperación de 160 horas de imágenes que Jaime filmó con su cámara Súper 8 y que están conformadas por viajes, recuerdos familiares, cumpleaños, actos escolares y hasta el momento justo antes de su propia muerte, pero también muchas de esa vida que permanecía en silencio. Comedi interpela el pasado a través de quienes lo conocieron y lo no dicho por su padre convierte así lo privado en público, lo personal en político, porque a medida que rearma el rompecabezas va encontrándose también con las piezas perdidas del movimiento LGBTI cordobés, al que decide darle voz y que le permiten colocar la historia dentro de un contexto histórico, social y político, para así entender el porqué de ese silencio. Su historia también es la de otros que callaron por miedo.

Evitando todos los lugares comunes, los subrayados y sin ningún tipo de manipulación, lo que Comedi logra con El silencio es un cuerpo que cae es de una contundencia y rigurosidad única. Venciendo todos los tabúes y miedos a los que debió enfrentarse su padre ella traspasa los límites y pone el cuerpo. Sin importarle nada se expone y expone la historia de la que nadie quería hablar.

9.0

Comentarios