Emiliano Basile
12/12/2016 15:20

Después de varias películas de terror para el olvido en la cartelera local, llega este film escandinavo destacable por el modo original y novedoso de presentar una convencional historia de zombies.

Ellos te están esperando

(2016)

Ellos te están esperando (What we become/Sorgenfri, 2015) divide su argumento en tres niveles asociados a los vínculos: el primero se da entre el adolescente Gustav y su vecina de enfrente, de quién se enamora. El segundo es entre Gustav y sus padres, quienes tratan de acercarse a su hijo al cual comprenden cada vez menos. El tercero es entre la familia que componen Gustav, sus padres y su pequeña hermana, y el resto de la comunidad de nombre Sorgenfri, título original de este film danés. No es un film coral, de hecho la película se centra en Gustav, sino una nueva exploración de los vínculos sociales a través del cine de terror.

El cine de terror escandinavo se caracteriza por representar el lado oscuro de las comunidades aparentemente perfectas de la región norte de Europa. Podemos observar un denominador común de este tipo de película: el terror nunca es un factor externo sino que viene del mismo seno de las comunidades. Ellos te están esperando no es la excepción, a través del modo de presentar su relato, podemos ver cómo la aparente armonía de tales vínculos sociales esconden un temor latente que se oculta más cerca de lo que ellos intuyen.

En el film dirigido por Bo Mikkelsen, el pueblo padece una epidemia (cuyo origen se desconoce) y es puesto en cuarentena. Los ocultados, los peligrosos para el resto, son los “ellos” del título local -ambigüedad entre los protagonistas y los zombies- quiénes viven en el pueblo con sus casas tapadas detrás de largos plásticos negros que los condenan a la oscuridad. Desde el interior de sus hogares, el miedo no se ve, se percibe. Sucede fuera de las casas, fuera del campo visual de la familia protagonista, fuera del cuadro cinematográfico.

El espectador recibe la misma información que los personajes víctimas/victimarios del virus (el diseño del sonido fuera de campo es fundamental), generando una angustia e impotencia acerca de lo que sucede -y podría suceder- arrolladora. Este recurso del suspenso acciona sobre la idea planteada por la película: concibe la empatía con los protagonistas marginados, considerados parias por el mismo grupo social al que pertenecen, y a la vez obliga al destinatario del film a pensar que el germen del mal surge de los vínculos establecidos.

Hacia el interior del mismo Sorgenfri sucede lo mismo: la desconfianza y el temor rompe la aparente armonía de una familia constituida según los cánones de normalidad, desatando los miedos propios de unos sobre otros. Quizás, el verdadero terror que destruye a los propios y ajenos a cada paso. Ellos te están esperando sigue esta línea planteada por el cine escandinavo, construyendo un terror que emerge de las entrañas de su propia sociedad. Terror del bueno.

8.0

Comentarios