Alejandro Turdó
14/11/2016 17:03

Tras la buena recepción de Naturaleza muerta (2014), Gabriel Grieco vuelve a visitar el género con Hipersomnia (2016). Pero esta vuelta el Terror recorre el camino de lo fantástico en una historia que toma elementos de ficción y los articula con una problemática del mundo real, generando un entramado con muchos puntos que merecen nuestra atención.

Hipersomnia

(2016)

La trama gira en torno a Milena (Yamila Saud), una joven que tras un casting poco ortodoxo queda seleccionada para protagonizar una obra teatral misteriosa, dirigida por un hombre (Gerardo Romano) igualmente enigmático. Conforme los ensayos avanzan, Milena comienza a experimentar una realidad alterna, en la cual es una esclava sexual junto a un grupo de chicas, todas retenidas contra su voluntad. A medida que esta segunda realidad va tomando protagonismo comienza a develarse un thriller con varios momentos destacables.

Dentro de un guión que juega a contrastar todo el tiempo realidad versus fantasía, pueden percibirse referencias a El Cisne Negro (The Black Swan, 2011) y Sucker Punch: Mundo Surreal (2011) con una impronta que recuerda a El Hombre Dupliado de José Saramago. Pero estas referencias no caen en simples mímicas, el guión del propio Grieco junto a Sebastian Rotstein conforma un relato con impulso propio.

Además de los mencionados, cuenta con un reparto que mezcla actores consagrados –Gustavo Garzón, Peter Lanzani, Jimena Barón- con jóvenes figuras como Florencia Torrente, Sofía Gala Castiglione y Nazareno Casero, y se guarda lugar para algunos cameos interesantes.

Apenas se percibe un poco de falta de ritmo –tal vez el único defecto- que demora más de lo deseado la llegada de un tercer acto que sorprende para bien. Pero en resumen tenemos un muy correcto ejemplo de las tantas variantes que el género puede tomar siempre que haya una historia interesante en la cual apoyarse.

7.0

Comentarios