Juan Pablo Russo
28/04/2015 13:30

La primera película en soledad de Fernando Molnar (Rerum Novarum, Mundo Alas) es una comedia dramática intimista donde Diego Peretti (Papeles en el viento, La reconstrucción) interpreta a un hombre que en medio de una crisis económica se obsesiona con la venta de todas las unidades de una lujosa torre habitacional para así conseguir una mejor calidad de vida.

Showroom

(2015)

Diego (Peretti en una actuación casi unipersonal) es un coordinador de eventos que pierde su fuente laboral y con él su estándar de vida. Un tío (Roberto Catarineu) le presta una casa en el Tigre y le ofrece vender las unidades de un lujoso complejo habitacional que está construyendo en el barrio de Palermo. Para ello, Diego deberá tomarse todos los días una lancha y otros medios de transportes públicos más para llegar a su trabajo y encerrarse durante 12 horas en el "showroom" y tratar de convencer a los futuros compradores en las supuestas bondades del edificio.

Mientras Diego se obsesiona con la venta para poder regresar a la ciudad y recuperar su supuesta “calidad de vida”, su esposa (Andrea Garrote) y su hija, que de entrada rechazaban la idea de irse de la ciudad, comienzan a sentirse atraídas por la vida natural alejada del ruido, la contaminación y las apariencias.

De manera ácida e irónica, Showroom (2015), cuyo único punto de vista es el del personaje de Peretti y esto hace que recaiga todo el peso de la trama sobre él, cuestiona las elecciones que muchas veces se hacen creyendo que las apariencias mejoran la calidad de vida cuando en realidad la empeoran.

6.0

Comentarios