Rolando Gallego
21/10/2014 14:40

En El tiempo nublado (2014), la directora Arami Ullón se ubica en el centro de la escena para poder reflejar una problemática universal como lo es el cuidado de personas mayores enfermas y cómo esto afecta a toda la familia.

El tiempo nublado

(2014)

No importa si el escenario es Paraguay, Argentina o Estados Unidos, desde la intimidad de la que habla la posibilidad de identificación con el tema y con ella como protagonista es inmediata y quizás este es el punto que funda la potencia de su película.

Dejando atrás Suiza, en donde convive con su actual pareja Patrick, Arami retorna a su Paraguay natal para resolver el dilema que la acongoja y apremia y que es el avance del Parkinson y la perdida de la memoria de Mirna, su madre. Ante la inminente renuncia de la persona que la cuida (Julia), Arami realiza una reunión familiar para poder encontrar soluciones al tema. Pero está sola. Y lejos. Algo que sólo complica aún más la pronta resolución.

La directora bucea en la problemática a través de escenas sencillas y simples, pero no por esto menos dolorosas y en las que las preguntas que ella se realiza como hija avanzan sobre la necesidad de cuidado de su madre. Aprovechando la oportunidad Arami también habla sobre el hogar, qué significa esa palabra y cómo uno puede sentirse ajeno y extraño a todos aun estando acompañado por familiares y pareja.

Arami necesita sentirse libre para poder armar su vida y a su vez quiere ser parte de todo el proceso por el cual intentará dejar en cuidado a su madre, pero le duele esto y necesita sacarse de alguna manera la responsabilidad. La intimidad reflejada en la pantalla es enorme, tan grande como el amor compasivo que le brinda en todo momento a su madre aun cuando la realidad la supera. El tiempo nublado propone una temática que genera un discurso que posibilite la rápida identificación y a su vez la pronta empatía sin resquebrajar la estructura narrativa.

Arami Ullón produce un film terapéutico y esclarecedor para muchas personas que atraviesan o atravesaron la dura realidad de ver el proceso de enfermedad de un familiar y además profundiza sobre temas como identidad, vínculos, amor y principalmente compasión hacia los otros.

8.0

Comentarios