Iván Kazi
17/04/2014 11:06

El relato de Jesús, de su ascenso y su debacle, sus periplos y proezas sobrenaturales, nunca va a dejar de ser relevante. Nunca va a perder vigencia porque atraviesa al espíritu humano de una forma inextricable. Y tiene tantos estratos distintos; Jesús el hombre, el superhombre, el anhelo de trascender su condición humana y la colisión con todas sus inquietudes terrenales. El cinismo destronado por la ratificación de su propio ensimismamiento. Jesús el mártir, Jesús el santo, y la confirmación de su potestad divina. 

Hijo de Dios

(2013)

Esa dualidad entre carne y espíritu que tan bien describe Nikcos Kazantzakis en su novela La Última Tentación de Cristo y que con tanta sensibilidad retrata Martin Scorsese en su adaptación se achata por completo ante la infusión de banalidad que ofrece Hijo de Dios (Son of God, 2014).

La indignación frente a este tipo de películas debería ser universal. De la gente religiosa por la trivialización de su figura de culto y de quienes no lo somos, a quienes nos gusta el cine, por lo execrable del concepto de narrar linealmente los “hechos” de una versión oficial exprimida y abordada por todos los ángulos posibles en un tono desprovisto de ímpetu y carácter con el único propósito de explotar la convocatoria masiva y la polémica inmediata que despierta la vida del hombre más importante de todos, el hijo del Señor.

Hijo de Dios es un recuento de toda la estadía de Jesús de Nazareth sobre la tierra. Desde su nacimiento bajo el cielo estrellado de Belén hasta su crucifixión en Jerusalem 33 años después, bajo el azote implacable de Poncio Pilato. Con una progresión más bien fiel al Nuevo Testamento, la película hace uso de recursos digitales considerablemente rudimentarios para recrear la serie de milagros que estructuró la fama de Jesús.

Tal vez este estreno posibilite revisitar otros clásicos para regodearse o lamentarse en su contraste. Con estas producciones, la llegada de Noé (Noah, 2014) todavía fresca en las grillas, las fábulas bíblicas parecen perder cada día más prestigio. ¿Algo nuevo que valga la pena? En vísperas de esta nueva celebración de la consumación de Cristo no dejen de buscar Fist of Jesus en Youtube, un corto español de una mirada poco convencional sobre el rostro humano de la santa trinidad.

3.0

Comentarios