Emiliano Basile
22/11/2013 19:17

Baltazar Tokman (Planetario, 2011) presenta una original película basada en la vida de Miguel Ángel Danna, su estilo de vida y su relación con un grupo espiritual. I Am Mad (2013) brinda un retrato desde diferentes puntos de vista sobre su protagonista, con una estética plástica plagada de sobreimpresiones y material de archivo en diferentes formatos.

I Am Mad

(2013)

¿Cómo retratar la vida de este personaje? Su manera de pensar y sentir corresponde a otra lógica que no es la cotidiana. “Me encontré con un cineasta que también es un poeta” comenta Miguel Ángel Danna que también es productor del film acerca del director. Divagaciones sobre la locura y la sanidad mental nos introducen en la forma de pensar del personaje.

¿Pero qué recursos utiliza el director Baltazar Tokman para adentrarnos en su filosofía? Por un lado tenemos la estética, con los recursos visuales ya mencionados, y por el otro tenemos el discurso de su entorno –padre, ex esposa, compañero de la secta- que junto con el material de archivo aproximan una mirada reflexiva sobre el personaje y sus actitudes.

“Mi padre siempre fue hippie” comenta con orgullo para explicar su visión poco convencional de la vida. Su relación con él marcó su forma de pensar junto con su temprana incorporación a la secta comandada por el gurú espiritual Mehir, hoy prófugo de la justicia junto a la madre de Miguel. El grupo profetizaba un contacto espiritual con el mundo, la tierra y las artes marciales. Una especie de filosofía oriental mezclada con la serie Kung Fu. A su vez, el material de archivo acusa en una noticia de televisión el odio del grupo hacia las mujeres y los 17 hijos del misógino gurú.

Pero el trasfondo que vuelve sobre la hipótesis inicial de la locura, encuentra su quiebre en la accidental muerte de Lucía, hermana menor de Miguel, que marca dolorosamente su relación con el mundo. El discurso del film es circular y termina desentramando las distintas aristas de Miguel, sin buscar explicaciones sino abriendo interrogantes sobre su pasado, que lo definen como ser humano.

I Am Mad, título del film, significa "Yo soy Miguel Ángel Danna" y al mismo tiempo "Yo estoy loco". En este juego de exploración se plantea la película de Baltazar Tokman, un gran trabajo de búsqueda y reconstrucción de sentidos que aporta nuevos significados. Ya sean racionales o no.

9.0

Comentarios