Flow

Crítica de "El amor es un viaje en trineo al infierno” (Drive-Away Dolls): Las "Thelma & Louise" de Ethan Coen

"El amor es un viaje en trineo al infierno” (Drive-Away Dolls, Dos chicas a la fuga, 2024), una road movie queer dirigida por Ethan Coen, se sumerge en un territorio de neo-western, explorando rutas, bares alejados y moteles como escenarios peculiares donde la ley parece no tener dominio, permitiendo que la ilegalidad se entrelace con la trama.

lunes 10 de junio de 2024

La historia, ambientada en la década del 90, sigue a Jamie (Margaret Qualley) y Marian (Geraldine Viswanathan), dos amigas lesbianas con personalidades contrastantes, cuyo viaje a Tallahassee, Florida, se ve complicado cuando por casualidad se encuentran en posesión de un maletín de gran importancia para unos mafiosos.

El amor es un viaje en trineo al infierno está impregnada de referencias cinematográficas. Se evidencia un homenaje a Pulp Fiction (1994) de Quentin Tarantino, donde se utiliza el recurso de colocar la cámara en el baúl de un auto para capturar las reacciones de los personajes. Además, se observa una influencia de Mi Pobre Angelito (Home Alone, 1990) en la representación de los tontos ladrones, agregando elementos cómicos y situaciones absurdas que aportan un tono humorístico a la historia. Incluso se puede percibir un eco de Thelma & Louise (1991) en la premisa fundamental de la película, donde dos protagonistas emprenden un viaje lleno de desafíos y descubrimientos.

La puesta en escena se distingue por su estilo visual único, caracterizado por una extravagante combinación kitsch de planos atípicos, zooms rápidos y un montaje frenético que, en ocasiones, roza lo paródico. Cada fotograma está impregnado de una sensibilidad única, donde la extravagancia se combina con la belleza visual para crear un mundo cinematográfico que cautiva y sorprende en igual medida.

El elenco, encabezado por Margaret Qualley y Geraldine Viswanathan, ofrece interpretaciones sólidas, con matices que destacan la diversidad de personalidades dentro de la trama. La inclusión de Pedro Pascal, Matt Damon, Colman. Domingo, y Miley Cyrus en roles secundarios, junto con el trabajo de Joey Slotnick y C.J. Wilson como los tontos delincuentes, enriquece la experiencia visual y narrativa de la película.

Sin embargo, a pesar del encanto de las heroínas lesbianas y algunos personajes secundarios memorables, como el interpretado por Beanie Feldstein, hermana de Jonah Hill, El amor es un viaje en trineo al infierno no logra alcanzar su pleno potencial. Aunque ofrece momentos de diversión y acción, la falta de cohesión en la trama y la falta de desarrollo de ciertos aspectos narrativos impiden que la película alcance las alturas que podría haber logrado.

A pesar de eso, El amor es un viaje en trineo al infierno es una road movie queer que merece ser vista por su audacia y su elenco talentoso. Sin embargo, no logra mantener un ritmo constante y coherente a lo largo de su narrativa.

6.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS