Salas

Crítica de “Capitán Avispa”: Una publicidad para la música de Juan Luis Guerra

Dirigida por Jean Guerra y Jonathan Meléndez, y con las voces de Luis Fonsi, Joy Huerta y Juanes, “Capitán Avispa” se corona como una de las primeras películas animadas hechas íntegramente en la República Dominicana.

miércoles 05 de junio de 2024

La historia se desarrolla en Avispatrópolis y el Reino de la Miel, ambos viviendo en armonía en el panal y protegidos por su héroe, el Capitán Avispa. Sin embargo, su archienemigo, Avispón Jaques Poison, y sus secuaces planean acabar con esa paz y apoderarse de ambas colonias. Es responsabilidad del Capitán Avispa defender a su comunidad a toda costa, siempre con nobleza.

Luego de la popularidad que Bee Movie: la historia de una abeja (Bee Movie, 2007) sigue manteniendo después de 17 años de su estreno, la idea de tener otra película protagonizada por abejas parecía muy atractiva para crear un universo diferente dirigido al público infantil. Así llega Capitán Avispa (2024), una película que toma estas características y las mezcla con una historia heroica, aprovechando el fenómeno de los superhéroes para intentar añadir un mensaje sobre el deber de los héroes. Sin embargo, la película se desvía de este tema, abordando diversos géneros e historias y derivando en el género musical, debido a la presencia de varios músicos involucrados.

El relato aprovecha este factor para su beneficio, convirtiendo su historia en una especie de musical con varias canciones simpáticas, pero que terminan siendo descartadas. De todos modos, esta incursión en el género musical justifica la presencia de los cantantes que prestaron su voz para el doblaje. Lo mismo ocurre con su banda sonora, que convierte a la historia en una suerte de publicidad u homenaje no establecido desde el argumento a Juan Luis Guerra, plagando el metraje con su repertorio y abusando de él en momentos innecesarios.

Capitán Avispa opta por un estilo de animación que no sobresale ni presenta ninguna técnica novedosa, sintiéndose bastante anticuado, especialmente con sus perturbadores diseños de personajes, que exhiben abejas antropomórficas con rasgos muy marcados.

Una vez más, estamos ante otra película animada dirigida al público infantil que prefiere superponer su apartado técnico, en este caso la música, por sobre su historia. Esto entrega una trama desequilibrada que solo recurre a los lugares más comunes para intentar asegurar una historia entretenida, pero que al fin y al cabo, se convierte en una descarada publicidad para la música de Juan Luis Guerra.

3.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS