77 Festival de Cannes - Cannes Première

Crítica de "Rendez-vous avec Pol Pot": Rithy Panh y las memorias de un genocidio

Rithy Panh continúa explorando la tumultuosa historia de su país en "Rendez-vous avec Pol Pot" (2024). En esta obra de ficción basada en hechos reales y el libro de Elizabeth Becker, Panh nos sumerge en una peligrosa visita de tres franceses al líder de los jemeres rojos en 1978, revelando las oscuras verdades detrás de la propaganda. La película, aunque limitada por la falta de financiamiento, es un testimonio poderoso sobre la tiranía y los crímenes en Camboya.

Crítica de "Rendez-vous avec Pol Pot":  Rithy Panh y las memorias de un genocidio

Casi toda la obra de Rithy Panh aborda la historia de su país, Camboya. Un país fronterizo con Vietnam y Tailandia, un país que siempre quedó entre dos fuegos, entre dos guerras: una con los franceses en Indochina y otra con los norteamericanos en Vietnam. Su rey, Norodom Sihanouk, trató de ser neutral y no preso de las batallas ajenas. Pero poco a poco, se hundió con la generalización del conflicto américo-vietnamita y la lucha de grupos como los jemeres rojos (los jemeres es el nombre tradicional de los camboyanos). Cuando los americanos perdieron la guerra en Vietnam, los jemeres rojos se quedaron como los amos del país. Entonces armaron una revolución terrible y decidieron sacar al pueblo de las ciudades, símbolos del régimen capitalista, y llevarlo al campo (algo parecido al sistema de los Guardias Rojos de la China de Mao Tse-Tung). Murieron millones de personas por maltrato, hambre, torturas y otras atrocidades.

Rithy Panh, tras estudiar cine en Francia, dedicó su vida a organizar un extraordinario trabajo de memoria respecto a su pueblo y sus tragedias. Panh reconstruyó desde cero la industria cinematográfica en Camboya, abarcando producción, guion y dirección, además de reabrir salas y revitalizar festivales de cine. Comprometido con numerosas invitaciones internacionales, Panh se ha dedicado profundamente al análisis y la reflexión sobre el genocidio y los factores que lo hicieron posible.

En Rendez-vous avec Pol Pot, Panh utiliza la ficción pues no existen documentos sobre esta cita. El director se apoya en el libro “When the War Was Over: Cambodia and the Khmer Rouge Revolution” escrito por la periodista norteamericana Elizabeth Becker, corresponsal del Washington Post. En 1978, tres años después de la victoria de los jemeres rojos, tres franceses aceptaron la invitación de Pol Pot con la certeza de conseguir una entrevista con él, lo que ningún periodista occidental había conseguido hasta entonces. Fueron tres: una periodista muy reconocida, un reportero fotógrafo y un profesor que conoció bien a Pol Pot cuando estudiaban en París.

Rápidamente se darán cuenta de lo que se esconde detrás de las imágenes de propaganda. No todos saldrán vivos de esta trampa. Imaginada como una película de acción muy comprometida, la obra ha carecido de los financiamientos necesarios para reconstruir los decorados y las locaciones. Se habla demasiado y no hay tiempo para desarrollar las emociones. Es más un testimonio que quizás hubiera funcionado muy bien en un ambiente teatralizado.

Para el director: “lo más importante es, para el pueblo de Camboya, recuperar su identidad y sus raíces”. Esta ficción nos habla fuertemente sobre la tiranía y los crímenes que se han cometido pretendiendo construir un mundo y un hombre nuevo.

8.0
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS